De acuerdo con el informe de Medicina Legal, el menor que murió el pasado lunes en el Hospital Pablo VI de Bosa y procedente de Soacha, no fue abusado sexualmente como inicialmente se presumió. El informe forense indica que su deceso se produjo por una grave enfermedad respiratoria.


El día inmediatamente anterior, el director de Medicina Legal, Carlos Eduardo Valdés, confirmó que luego del análisis forense realizado al cuerpo del bebé de nueve meses de nacido, se comprobó que la causa de su muerte se originó como consecuencia de una grave enfermedad respiratoria.

El resultado desmiente lo que inicialmente dijo el Hospital Pablo VI en Bosa, al señalar que el bebé llegó al centro médico sin signos vitales y con presencia de sangre y lesiones en la región perineal. “La causa de muerte obedece a una enfermedad pulmonar, de tipo infeccioso, asociado a una patología cardiovascular. La muerte y la manera de muerte es natural”, dijo el director de Medicina Legal.

El informe señala que el menor presentaba también una enfermedad infecciosa intestinal, lo que agravó aún más su condición.

El bebé había sido llevado el pasado lunes 2 de febrero al servicio de urgencias de la UCI del Hospital Pablo VI a las 4:00 a.m., procedente de una vivienda del barrio León XIII de Soacha.