«Este domingo ofreceremos perdón en un acto, un camino hacia la reconciliación y ofreceremos unos canales de construcción de confianza, y a los derechos y deberes de los ciudadanos y de las instituciones, para que seamos epicentro de paz y reconciliación». Las precisiones las hizo la alcaldesa mayor de Bogotá, Claudia López, quien calificó de masacres las muertes registradas en desarrollo de dos días de violencia y vandalismo en la capital de la república, tras la muerte del abogado Javier Ordoñez, en un procedimiento policial en la ciudad.

«Esa Bogotá pujante de cultura ciudadana, echada para delante, de paz, que nunca le ha fallado a la paz; esa Bogotá se va a encontrar este domingo para refrendar el compromiso ciudadano de confianza, de paz y de reconciliación, muchas gracias a todos y nos vemos el domingo», expresó Claudia López, quien añadió:

(…) Para poder tener una ciudad sin miedo, donde los jóvenes puedan respetar y confiar en la policía, y que la policía pueda honrarlos. Queremos una Bogotá diversa, plural, en paz, que sale adelante, que no se rinde.

La mandataria señaló que al acto de reconciliación y perdón «con nuestros jovenes y nuestra ciudadania, entre los ciudadanos con las instituciones» invitó al presidente Iván Duque, durante la reunión que sostuvo este viernes en la Casa de Nariño.

Resaltó que es necesario ofrecerle perdón a todas las víctimas, a toda la ciudadanía, a toda la juventud.

«Así como nos duelen las masacres en Nariño, en el Cauca, en Catatumbo, nos duelen las de los jóvenes de nuestra ciudad. Estos jóvenes fueron asesinados en estas 48 horas. A sus familias les hemos reiterado condolencias y los hemos asistido», puntualizó la alcaldesa.

Dijo que además de justicia y reforma, la policía y todos los que ejercemos autoridad debemos reconciliarnos con la ciudadanía. Lo que ha ocurrido en las últimas horas es una autentica masacre de jóvenes en nuestra ciudad. Agregó que la policía debe ser un organismo civil que responda ante la ciudadanía y ante la justicia ordinaria, creo que requiere una reforma de fondo.

«En la casa de Nariño la descartan, pero el procurador no, agradezco examinar la posibilidad de convocar una reforma interinstitucional», advirtió.

Precisamente dijo que le solicitó al procurador y al presidente que se haga una reforma estructural a la policía, pues subraque que «lo que hemos visto es la consecuencia acumulada de años de casos de impunidad, sin que se impongan sanciones correspondientes».

Fuente: Alcaldía Bogotá
Fotografía: U Jorge Tadeo