La Dirección de legalización y manejo integral de barrios del Distrito y la Dirección de espacio físico y urbanismo de la Secretaría de Planeación de Soacha, se reunieron en la Casa de la Cultura del municipio con el fin de intercambiar experiencias en el tema de legalización.


Es de resaltar que dentro de las metas del Plan de Desarrollo del municipio de Soacha está legalizar 30 asentamientos informales, de los cuales ya se han legalizado 20 y se tienen 22 barrios más en proceso. Se considera que diez van a salir positivos en el próximo trimestre.

Por su parte, Alexander Pira, director de Espacio Físico y Urbanismo manifestó que “este ejercicio permite fortalecer el proceso frente a la máxima autoridad en cuanto a legalización en el ámbito nacional, que es el Distrito. De igual manera se evidenció que podemos aprender varias cosas del ejercicio y la práctica que ellos hacen para fortalecer el procedimiento que tenemos actualmente y dejarlo documentado de manera formal, pensando en los ejercicios de las administraciones futuras”.

Aunque el municipio de Soacha está trabajando bajo la norma y los lineamientos del Ministerio de Vivienda para la legalización, es importante resaltar que el Distrito cuenta con acceso a recursos técnicos y presupuestales que le permite profundizar más en ciertas etapas, sobre todo el contacto con la comunidad, donde se evidenció que hay varias fases en las que se pueden interactuar más con ellos y así garantizar la conservación urbanística del área que se vaya a legalizar.

Una vez se legalicen los barrios, se pretende garantizar a través de la comunidad que los sitios que se definan como zona de sesión no vayan a ser ocupadas por terceros o invadidas; es de anotar que eso hace parte de la cultura ciudadana y de un proceso de concienciación a la comunidad para que ellos protejan su propia área.

La próxima reunión con el Distrito de Bogotá es para que acompañen al municipio y hagan seguimiento a los procesos de los diez barrios que van a salir legalizados. Así mismo, se revisará el tema de la evaluación del riesgo, que es una de las variables que está limitando la finalización de los barrios que han adelantado el proceso, debido a que el factor del riesgo es ineludible para la Administración Municipal.

Finalmente, Pira invitó a las demás entidades del municipio a que tengan relación directa con el proceso de legalización, como curadores, representantes de las notarías, de la Dirección de Participación Comunitaria y Catastro, para que sigan apoyando este tipo de iniciativas, ya que ellos son los actores que han venido trabajando en el proceso antes, durante y después. De igual manera, se informa que a finales del mes de agosto se reactivará la Mesa de Control Urbano en el municipio.