Seguir una dieta balanceada y tomar los medicamentos pueden ayudar a controlar la hipertensión.


La Organización Mundial de la Salud (OMS) determinó en el año 2009, que la hipertensión arterial hace parte de los ocho factores más comunes que pueden causar la muerte. Así mismo, el consumo de alcohol, el tabaco y la falta de actividad física, año tras año aumenta la tasa de mortalidad.

La hipertensión arterial es una enfermedad crónica que refleja el incremento de las cifras de tensión arterial superior a 120, puede ser controlada con una dieta adecuada y medicamentos autorizados por los profesionales.

Según la médica cirujano Mayorlys Cantillo Meza, egresada de la Universidad Metropolitana de Barranquilla, los pacientes deben llevar un tratamiento de por vida porque los altos niveles de tensión pueden ocasionar graves trastornos como infartos, trombosis y hemorragias cerebrales.

Para la enfermera jefe, Sandra Carrillo Lozano, es importante cumplir con las recomendaciones médicas. “Algunos piensan que si toman los medicamentos pero no hacen las dietas se van a mejorar o no completan el tratamiento” aseguró Sandra Carrillo Lozano, enfermera jefe de la IPS Asistir salud.

La hipertensión no tiene cura pero se puede controlar. Las personas que sufren esta enfermedad deben salir a caminar durante 30 a 40 minutos sin excederse y realizar los controles habituales como se los indique el médico. También deben consumir alimentos bajos en grasa y sal, aunque pueden incluir en su menú las frutas y verduras.