Con cada libra de café que los clientes compren, la empresa donará $1.000 para apoyar el Plan Nacional de Lectura y Escritura ‘Leer es mi Cuento


Desde el pasado 14 de noviembre en todos los puntos de venta de Café Oma del país por cada libra de café que los clientes compren, esta empresa donará $1.000 para apoyar el Plan Nacional de Lectura y Escritura ‘Leer es mi Cuento’ (PNLE), del Ministerio de Educación Nacional.

Lo anterior hace parte de la campaña ‘Cuento Contigo’ organizada por Fundalectura con el apoyo de MinEducación. La campaña tiene por objetivo sensibilizar a los colombianos sobre la importancia de la lectura y la escritura como prácticas fundamentales para el mejoramiento de la calidad de la educación, fortalecer el conocimiento de la ciudadanía en general sobre los alcances y metas que persigue ‘Leer es mi Cuento’, y buscar que ese conocimiento se traduzca en compromiso y apoyo, para que más niños y niñas tengan la posibilidad de contar con libros de calidad en sus escuelas.

Desde 2011 el PNLE ha venido entregado una Colección Semilla compuesta por diversos libros de la mejor calidad a más de 20.000 sedes educativas en todas las regiones del país. Con estos textos, niños, jóvenes, maestros y padres de familia se han visto beneficiados, ya que con ellos se han iniciado actividades de formación y acompañamiento que fortalecen el vínculo con la lectura, hacen que los maestros de forma permanente incentiven este hábito, así como el de la escritura de forma adecuada en los estudiantes para mejorar sus competencias comunicativas.

Sin embargo, hoy solo la mitad de las escuelas del país cuentan con este beneficio. El universo de sedes educativas que esperan la Colección Semilla es inmenso y los recursos que se han invertido hasta el momento son insuficientes para lograr llegar a todas las sedes con las que cuenta el país.

Antes esta necesidad, se crea ‘Cuento Contigo’, una campaña con la que espera recaudar fondos con el apoyo de los sectores privado y solidario y de la ciudadanía en general, que permitan sumar los recursos suficientes para que todos los niños y jóvenes matriculados en el sistema educativo público del país cuenten con la Colección Semilla en su institución.

-Un trabajo conjunto para formar lectores y escritores

Para garantizar la idoneidad y transparencia de los recursos, el Banco BBVA se une a la campaña, no sólo poniendo a disposición la red de cajeros automáticos o las oficinas y sucursales bancarias de todo el país, sino abriendo una fiducia en la que se recoge todo el dinero recaudado por los socios con los que cuenta la campaña. Estos aportes están destinados a la compra, procesamiento técnico y físico, alistamiento y distribución de los libros de las Colecciones Semilla.

Las empresas que hasta el momento se han vinculado, como Oma, lo han hecho a través de alianzas que ponen a disposición de los clientes y del público en general sus locales comerciales o canales de comercio, facilitando el recaudo del dinero de los donantes en las cajas registradoras y permitiendo la visualización de las piezas publicitarias en sus puntos de venta y la movilización de la campaña en sus páginas web, twitter, Facebook y demás medios de comunicación.