Contactaban a las víctimas por redes sociales para que recibieran una encomienda, luego llamaban a decirles que el paquete traía ‘algo ilegal’. Ahí comenzaba la pesadilla.

Policía, Gaula y Fiscalía lograron la captura de dos grupos de delincuencia común organizado que extorsionaban desde centros penitenciarios bajo la modalidad de la ‘falsa encomienda’. 13 personas fueron capturadas en este operativo realizado en el marco del plan integral de intervención a la ciudad de Bogotá.

Luego de recibir la denuncia de más de diez personas, donde ponen en conocimiento ante el Gaula de la Policía Metropolitana de Bogotá que fueron víctimas de un engaño y extorsión, por recibir una supuesta encomienda, se inicia el proceso investigativo que permite la captura de todos los integrantes de dos grupos delincuenciales.

Según cuentan las victimas en sus declaraciones, todo inicia cuando a través de una recocida red social fueron contactados por un supuesto pariente o amigo quien les solicita que reciban una encomienda desde otro país (aparentemente hackeaban la cuenta o creaban perfiles falsos); la víctima accedía a entregar sus datos completos para la recepción de los paquetes de mensajería. Posteriormente la víctima recibe una llamada de un supuesto funcionario de la empresa de mensajería donde le informa que llega una encomienda pero que presenta sobrepeso, razón por lo que se debe pagar una multa.

La víctima se niega a realizar este pago ya que la encomienda pertenece a su supuesto amigo, sin embargo, logran persuadirla para que pague la multa con el compromiso de regresar el dinero. Sin embargo, posteriormente recibe de nuevo una llamada, esta vez por un aparente funcionario judicial quien le informa que la encomienda posee algo ‘ilegal’ y que, como figura responsable, deben proceder a capturarlo.

Luego, el aparente funcionario le propone ‘ayudarlo’ para no proceder con la captura, a cambio le pide una suma de dinero que oscila entre los 3 a 5 millones de pesos que debía consignar. Las víctimas, para evitar ser privados de la libertad terminaban extorsionados pagando el dinero exigido.

Ante los hechos, el Gaula de la Policía Metropolitana de Bogotá desplegó un operativo de investigación e inteligencia para dar con los responsables. Se logró determinar que se trataba de dos grupos delincuenciales conocidos en el mundo criminal como los ‘Encomienda Resort’ y los ‘Aranceles’, que con cómplices desde los centros penitenciaros realizaban las llamadas suplantando a los funcionarios judiciales y de las empresas de mensajería.

Los ‘Encomienda Resort’, con cerca de un año de trayectoria criminal, eran liderados por ‘Léder’, persona encargada de coordinar con los sujetos que se encontraban recluidos en la cárcel Modelo para realizar las llamadas y los mensajes por redes sociales; también coordinaba los cuentahabientes para reclamar las transacciones que realizaban las víctimas en cuentas de ahorro o por giros.

Por otro lado, los ’Aranceles’ tenían una trayectoria criminal de dos años aproximadamente y eran liderados por “La Doctora”, encargada de coordinar las llamadas desde la cárcel, también coordinaba los cuentahabientes para reclamar las transacciones que realizaban las víctimas en cuentas de ahorro o por giros.

El Gaula de la Policía Nacional, garantizando el patrimonio y el valor de la libertad de las personas, invita a la comunidad a realizar su denuncia segura sobre cualquier hecho delictivo relacionado con secuestro o extorsión, a través de la línea gratuita nacional 165. ‘Yo no pago, yo denuncio’.