Los sujetos fueron capturados en flagrancia y aunque montaban obras falsas y andaban con uniformes y logos, fueron descubiertos por la policía.

No eran obreros, como muchos creían. Se trataba de cinco delincuentes que montaron una empresa falsa, con uniformes y logos con el único objetivo de robarse el cable de algunas empresas de servicios públicos.

El hecho sucedió en Fontibón, al occidente de Bogotá, y aunque trataron de hacer todo sin levantar sospecha, la comunidad los reportó a la policía y los uniformados descubrieron que se trataba de delincuentes que robaban cable.   

A los sujetos se les encontró cable por valor de 500 millones de pesos, herramientas y uniformes. Todos fueron dejados a disposición de la Fiscalía General de la Nación.

Foto: captura pantalla Noticias Caracol