Las 7 personas se desplazaban en dos carros por el sur de Bogotá, además portaban un inhibidor de señal y tenían en su poder 9 celulares, pero un juez los dejó en libertad.

Si bien los 7 sujetos no fueron capturados cometiendo delito alguno, dice la Policía que el hecho de portar los elementos incautados es porque tenían plan de cometer actos ilícitos.

El arma de fogueo y la granada falsa son elementos que utilizan los delincuentes para amenazar a sus víctimas, y el inhibidor de señal se usa para desactivar la señal GPS de vehículos como tractomulas con el fin de robárselas y evitar ser detectadas.

Los cuatro venezolanos y los tres colombianos fueron presentados ante un juez de control de garantías, pero los dejó en libertad.