El Representante Legal de Cambio Radical, Antonio Álvarez Lleras, descalificó la actitud del presidente del partido, Carlos Fernando Galán, por su salida en falso el pasado jueves 18 de agosto al manifestar que el movimiento retiraría nueve avales por la figura de ‘conveniencia política’.


Álvarez Lleras calificó la actitud acelerada de Galán como una ‘metida de patas’ y dijo que el único que tiene facultad para dar avales es el representante legal del partido, en este caso en cabeza suya.

“No estoy de acuerdo con que se diga o haya metido la pata diciendo que esos avales no han debido darse, cuando los mismos se dieron a ciencia y conciencia mucho antes de la manifestación de la ventanilla única y de que las personas hayan sido puestas a la palestra pública, él simplemente creyó que se habían dado posterior a los escándalos”, dijo Álvarez a la W radio.

Declaró que dentro de las funciones del señor Galán no está la acreditación o revocación de avales y que por el contrario, los que él firmó, que están dentro de la lista de conveniencia política, cumplen todas las exigencias solicitadas por el partido. “Absolutamente todos los avales se entregaron basados en unas premisas que el partido pidió, entre otras una declaración juramentada ante notaría, y los certificados de la Procuraduría, Contraloría y Judicial”, sostuvo.

Las declaraciones del Representante Legal de Cambio Radical coinciden con lo manifestado por el mismo Álvarez Lleras en una carta dirigida al Consejo Nacional Electoral el 31 de agosto pasado, cuando manifiestó, entre otras cosas, que»…los candidatos que por razones de conveniencia política estarían impedidos para participar en las elecciones, probaron para el partido sus cualidades morales y éticas… En el caso de las personas que están enumeradas por conveniencia política, solicito de manera puntual que sea el Consejo, a través de sus magistrados, quien tome la decisión más acertada en vista de que nosotros como partido político no encontramos plena prueba, más cuando somos conocedores de la declaratoria de inexequibilidad declarada por la Corte Constitucional mediante sentencia C-859 para el uso de la expresión conveniencia política”.

En resumidas cuentas, Álvarez le dijo al Consejo Nacional Electoral que él no tiene como probar la conveniencia política, por el contrario, manifestó que cuando se les dio el aval, todos probaron sus cualidades morales y éticas, como quien dice, hay un desacuerdo clarísimo con Carlos Galán.

Por último, reiteró que como Representante Legal del Partido Cambio Radical, tuvo la autoridad para entregar los avales a los candidatos cuestionados por una “conveniencia política”, que dentro de la justicia no existe.