Sin importar el esfuerzo que la comunidad ha hecho para salvaguardar la vía, los denominados ‘zorreros’ no son conscientes del daño que le hacen al entorno al arrojar desechos sobre las calles del barrio San Fernando, motivo que tiene descontentos a los vecinos de este sector de la comuna uno.


La falta de autoridad ambiental es un tema que se ha tornado constante en muchos sectores del municipio, esta situación es aprovechada por algunos personajes que sin medir las consecuencias arrojan cuanto desecho puedan sobre las vías o en las zonas comunes, afectando a un sinnúmero de vecinos que no tienen otra opción que recoger los residuos por iniciativa propia, o esperar en muchos casos a que la empresa de aseo sea quien los retire.

El barrio San Fernando en la comuna uno no ha sido ajeno a esta situación, por lo que la comunidad ha sido la que por cuenta propia ha tenido que salir a recoger los escombros y los desechos que muchos desadaptados arrojan sobre la calle. No obstante la paciencia se está agotando y a pesar de los esfuerzos que la policía hace en cuanto a la seguridad del sector, los habitantes reclaman que el tema ambiental se está olvidando o simplemente no se le está dando la importancia requerida.

“A los vecinos no les reprocharía nada, sólo a los ‘zorreros’ y a la policía porque no se hace presente para colocar un comparendo ambiental cuando hay que hacerlo, sólo pasa esporádicamente. Esta situación nos afecta como comunidad porque se contamina más y más el barrio, además así recojamos la basura, al otro día vuelve a aparecer”, manifestó Vladimir Galindo.

“A veces botan la basura en el parqueadero y lógico que se forma un desorden gigantesco, como le digo, aquí recogemos y salen de a cuatro o cinco lonadas de basura para sacar y uno se pregunta ¿pero, por qué?, pues lógico, con toda esa cantidad de carreteros que pasan por aquí y no hay un estricto control a lo que hacen, entonces se les facilita botar lo que quieran porque no hay alguien que les diga algo y nosotros por no meternos en problemas, pues no les decimos nada tampoco”, declaró la señora Martha Quiroz, vecina del barrio San Fernando.

Hay que mencionar que hace aproximadamente dos meses la comunidad se reunió y en un trabajo colectivo cambió algunos sumideros que se habían robado los malhechores, en esa ocasión también se aprovechó y se destaparon algunas alcantarillas que estaban llenas de basura y que afectaban el desagüe de las aguas lluvias. Hoy el problema radica en que se están volviendo a tapar las alcantarillas debido a la gran cantidad de basura y desechos que se arrojan sobre las calles de San Fernando.

“A veces le decimos a otros recicladores que recojan los escombros que sus colegas lanzan, yo sé que hay que respetarles el trabajo y que no son todos, pero desafortunadamente por uno pagan todos y esa es la imagen que nos dejan, una imagen de desidia y de irrespeto hacia los vecinos de acá del barrio, es por eso que solicitamos la aplicación de las normas ambientales”, concluyó María Teresa Oviedo, otra de las vecinas afectadas.