Habitantes del sector expresaron su indignación porque hace aproximadamente veinticuatro días la presión del agua bajó en el sector. Quienes residen en segundos pisos no cuentan con el líquido y los demás tienen que esperar mucho tiempo para utilizar completamente el delgado chorro que llega por la tubería.


Cientos de personas están siendo afectadas por el problema, quienes residen en primeros pisos reciben el líquido con muy baja presión, gastan mucho tiempo llenando un recipiente; los que viven a otras alturas, ni siquiera tienen agua.

De manera independiente cada vecino ha gestionado soluciones, de la misma forma, la Junta de Acción Comunal encabezada por Jenny Forero, han realizado diligencias ante Dirección de Servicios Públicos, Acueducto, Alcaldía, Personería, entre otros.

“Se ha llamado repetidas veces al acueducto, cada funcionario da una versión diferente nos han dicho que este es un barrio Ilegal, que es ciclo I y no hay contadores, nos han enviado a la alcaldía, nos dicen que es de la junta la que nos debe responder. Somos testigos que la presidenta de la junta ha hecho varias gestiones y nadie nos responde con nada”, expresó Saúl Casallas, residente del lugar.

Una de las respuestas que han recibido es que la EAAB no responde porque el acueducto es comunitario, sin embargo aunque la tubería es de la junta, los vecinos pagan cumplidamente los recibos públicos de la empresa, además recientemente funcionarios de la empresa fueron al barrio a realizar una acometida y cobraron este trabajo.

Marta Rubiela Herrera, otra de las afectadas manifestó:

“Estamos afectados hace más de veinte días, mi papá es de tercera edad y varios vecinos. Pusimos la queja en Personería, llamamos al acueducto y vinieron, allí nos remitieron a la junta de acción comunal, pero no tiene que ver porque de ella no depende el manejo de válvulas, nuestra presidenta de junta hace lo que más puede, pero nos tienen de aquí para allá y nadie nos responde”.

Frente a la reiterada respuesta en donde la EAAB responsabiliza a la Junta de Acción Comunal del barrio por la baja presión del agua, Jenny Forero, presidente de la JAC de la Veredita, manifestó:

“Hace 35 años la comunidad esparció la red de acueducto por el barrio, siendo la junta en ese entonces la administradora de la Red. Sin embargo, la responsable del suministro del agua es la empresa de acueducto y alcantarillado de Bogotá, ellos utilizan nuestra red y nosotros nos suplimos del servicio del agua. No sabemos por qué ahora nos dicen que nosotros como junta debemos solucionar el problema, como junta no manipulamos, ni somos los encargados del suministro del agua”.

Según relatan los residentes del lugar, se ha ido a la oficina de servicios públicos en donde se ha buscado al director y no ha atendido a la comunidad debido a sus múltiples compromisos, por ello se le dejó un oficio y se habló con la secretaria quien ha dicho que el funcionario ya conoce la situación pero hasta el momento no se ha manifestado con la comunidad. También se han enviado derechos de petición a la EAAB y a la Superintendencia de Servicios Públicos.

Una de las hipótesis que maneja la comunidad, es que en los nuevos conjuntos residenciales del sector, se está priorizando el suministro del agua, deteriorando el ofrecido en la Veredita. Al preguntar de manera casual a varios residentes de estos conjuntos, afirmaron que se ha mejorado la presión y el servicio del suministro del agua.

Lo cierto, es que nadie responde y como ya se utilizaron vías legales, la comunidad amenaza con tomar vías de hecho para que los responsables atiendan y solucionen la situación.