Residentes del sector de Olivos III, comprendido por cuatro barrios en la Comuna tres, completaron casi una semana sin recibir el servicio de agua, debido a la afectación del tubo madre que suministraba el preciado líquido a las más de 500 familias que habitan dicho lugar.


El incidente que dejó a más de 500 familias sin el preciado líquido tuvo lugar el 13 octubre, en que el tubo que suministra el servicio a la comunidad se fracturó, cortando el paso del agua para el sector de Olivos III, y según la comunidad afectada, desperdiciando cientos de litros.

La comunidad asegura que la afectación del tubo se dio debido al uso inadecuado de la vía en la que el mismo se encuentra ubicado.

“Ahí transitan muchos carros y sobre todo vehículos pesados, la situación empeoró debido a la obras que se están llevando a cabo en todo el sector, debido a las cuales se cerraron las vías principales de acceso a los barrios, dejando esa como única opción, triplicando la carga que recibe ese paso, además todos los camiones y máquinas usadas para las obras también la usan constantemente.
Ahora bien, teniendo en cuenta el estado de la vía, la cual no es apta para recibir cargas pesadas, puesto que ni siquiera está pavimentada, era obvio que el paso constante de tanto peso tendría alguna consecuencia, por lo tanto fue cuestión de tener sentido común para saber que sería lo que está debajo de ella lo que recibiría la afectación del peso, en este caso, nuestro tubo madre” detalló, Aurora Villarraga, vicepresidenta de la Junta de Acción Comunal de Olivos III sector.

Después de afectado el tubo, la comunidad recurrió rápidamente a la empresa de acueducto de Bogotá, de acuerdo con el relato de la comunidad, de la entidad fueron dos funcionarios, quienes se encargaron de suspender el paso del agua, sin embargo ante el cuestionamiento por parte de la comunidad sobre el restablecimiento del servicio, los funcionarios aseguraron que no podían realizar el arreglo y reconexión del tubo, porque no estaban autorizados.

La comunidad manifestó su desesperación ante la carencia del recurso más importante para los hogares

“Para empezar, no tenemos cómo conseguir agua por otros lados, ya que los vecinos de Olivos I no están dispuestos a compartir cantidades significativas de agua, y es de entender teniendo en cuenta el precio del servicio y ni siquiera han enviado un carro tanque para suministrarnos así sea un baldado de agua por casa, entonces a nosotros nos ha tocado abstenernos hasta de bañarnos para poder cocinar, porque el agua que conseguimos es la de bolsa, no tenemos más”, aseguró Luci Vega, habitante del sector.

En vista de la falta de actuación por parte del acueducto de Bogotá la vicepresidenta de la Junta de Acción Comunal se dirigió a la entidad, para pedir el arreglo del tubo, sin embargo ahí le respondieron que el dicha reparación no era competencia de ellos, puesto que el tubo en principio fue concebido como una obra de la comunidad, por lo tanto aseguraron que ese resarcimiento corresponde a la comunidad. Por su parte los habitantes respondieron que no están dispuestos a pagar ni un peso, ya que desde que tienen el servicio siempre han pagado la prestación del mismo al Acueducto.

Teniendo en cuenta la magnitud de la situación, la comunidad se dirigió posteriormente a la dirección de servicios públicos, allá les respondieron que el arreglo del tubo se efectuaría en el transcurso del sábado 18 de octubre, sin embargo, la representante de la comunidad aseguró que la información no fue proporcionada por el ingeniero a cargo de la dependencia, sino por uno de sus funcionarios, por lo tanto en caso de que no se haya dado solución a la problemática, la comunidad procedería a bloquear la autopista sur, hasta lograr el restablecimiento de su derecho a este servicio fundamental.