Con una dosis de espiritualidad culminó el programa de la Secretaría de Desarrollo Social ‘Mamá Saludable Bebé feliz’, mucha emotividad y algo de nostalgia se percibió entre las participantes.


Con la esperanza de que pronto se vuelvan a generar espacios de convivencia para madres gestantes y lactantes de todas las comunas del municipio, finalizaron las charlas y las entregas de suplementos alimenticios que se otorgaban a las mujeres que por su condición de vulnerabilidad necesitan de un auxilio que les permita afrontar la etapa pre y post embarazo de una forma adecuada.

Fueron seis meses en donde por medio de capacitación, los especialistas enfocaron sus conocimientos a la instrucción y en brindar apoyo a un promedio de 300 madres que juiciosamente asistieron a todo este proceso. Además vale la pena resaltar que instituciones como el SENA y el Hospital Mario Gaitán Yanguas también se unieron a este programa y desde sus funciones sociales y operacionales otorgaron elementos que permitieron a las mujeres obtener un mayor grado de conocimiento frente a la difícil misión de ser madre.

“Estoy feliz porque arrancamos con un proceso en el que no solamente se entregaba un suplemento, sino que logramos trascender y que estas mamitas tengan un proyecto de vida. De pronto se critica que supuestamente nosotros favorecemos que las mamitas queden embarazadas, pero es al contrario, se trata de que las personas tengan un control de natalidad y por eso se ha hecho un control junto a la Secretaría de salud”, destacó Maritza Osuna, coordinadora del programa.

Hay que decir que en este tiempo también se motivó a las mujeres a aprender sobre la preparación de alimentos para sus hijos y las normas sanitarias que hay que cumplir para evitar adquirir algunas posibles enfermedades que alteren su desarrollo físico y mental. Además, se menciona el hecho de que en muchas de estas jornadas, la Primera Dama de Soacha y gestora Social, Constanza Solórzano, también se hizo presente para ratificar el compromiso de la administración municipal con las mujeres del municipio.

En la última jornada hubo una actividad que emocionó a las asistentes: Alberto Alonso Navarro, Director de la Fundación Escuela Yogamor, ofreció un taller en el que las madres estimularon emociones saludables, se ratificó la importancia de fortalecer el autoestima, autovaloración, respeto y confianza para alcanzar unos resultados positivos en cualquier meta que se propongan, sumado a ello se ratificó la importancia de fortalecer el vínculo con los hijos al colocar en práctica valores personales y familiares.

“Como sabemos que con dos horas de trabajo no se puede más que motivar a la gente, vamos a continuar con un programa junto a 50 de estas mujeres cabezas de familia y madres comunitarias gestantes y lactantes. El propósito es mantenerlo por lo menos durante dos meses y que ellas puedan venir al menos una vez a la semana a seguir desarrollando estos hábitos de educación para la vida que les permitan sortear con mayor facilidad las dificultades y avatares de la cotidianidad”, señaló el Director, haciendo referencia al taller que la próxima semana se fijaría la fecha y el lugar de inicio.

Para finalizar, se espera que antes de culminar el año se inicie con otro programa que incluya a más mujeres del municipio y que cuente con herramientas adicionales que beneficien a más población en temas referentes como emprendimiento y educación.

Otra de las actividades realizadas fue la entrega de obsequios a algunas de las mujeres asistentes mediante sorteos, estos regalos consistieron en juguetes y ropa para los niños, u otros utensilios para las madres.

Hay que mencionar que la fundación Escuela Yogamor también ofrece apoyos escolares y recibe donativos por parte de quien esté interesado en brindar algún tipo de ayuda. Para tal efecto, puede escribir un correo electrónico fundacionescuelayogamor@gmail.com, o se pueden comunicar al número celular 3108831195.

“Yo les digo a las personas que nos desean colaborar que este no es un acto de caridad, simplemente es tomarlo como un hijo que la vida le pone en el camino y le vamos brindar lo mejor, y eso es una pinta hermosa, un mercado y un juguete”, finalizó Navarro, refiriéndose a otra actividad que se pretende realizar a fin de año para darle un obsequio a aproximadamente 200 niños que se encuentren en condiciones adversas para vivir.

Para concluir, las beneficiarias del proyecto expresaron su agradecimiento a quienes se interesaron en contribuir en su formación maternal y quedaron a la expectativa de que estos procesos no concluyan definitivamente, sino que se vuelvan a repetir:
“Muy especial para aprender a perdonar, saber valorarse como persona y también le puedo enseñar a la niña que hay que respetar a las demás personas y quererse ella misma. Además el suplemento alimenticio nos sirve para nuestra nutrición”, dijo Flor Edilma Lugo.

“Interesante me pareció porque uno a veces no tiene conciencia para pensar en lo que ha hecho , todo parte desde el amor y eso es verdad, es algo muy bueno que nos expusieron hoy y que lo debemos aplicar en nuestra vida”, expresó Luz Bejarano.