Con motivo del Día Mundial para la protección de los Osos, Parques Nacionales Naturales rendirá un homenaje al oso andino.
En el mundo existen ocho especies de osos y una de ella es el oso andino o de anteojos. Este mamífero tiene presencia en Colombia y gran parte de Sudamérica, cubriendo un área aproximada de 260,000 kilómetros cuadrados. Al ser considerado como una especie en peligro de extinción, se estableció el 21 de febrero como el Día Internacional del Oso de Anteojos con el objetivo de recordar la difícil situación que vive esta especie que se encuentra en estado vulnerable, y promover su protección y cuidado.

Este animal se considera como el guardián de los páramos y su protección contribuye a la de otras especies silvestres y ecosistemas estratégicos para el aprovisionamiento de servicios ecosistémicos como el agua.

La principal amenaza para la existencia del oso andino es la fragmentación y pérdida de su hábitat natural generada por la implementación de actividades productivas y extractivas, igualmente, la cacería como práctica de exhibición para usos tradicionales o medicinales o como respuesta al eventual consumo de ganado o de cultivos de las comunidades aledañas a su hábitat.