A pesar de que el servicio de alumbrado público no se presta en su totalidad, los residentes del barrio Juan Pablo I, de la comuna tres, tienen que pagar elevadas cuotas mensuales que no concuerdan con el servicio que presta la empresa Sociluz.


Según los habitantes, de nada ha servido que la comunidad manifieste la inconformidad a la empresa Sociluz debido al cobro exagerado del alumbrado público, que por vivienda supera los $22.338 mensuales.
En repetidas ocasiones han solicitado que se cumpla con la instalación de las lámparas que hacen falta para alumbrar la zona comercial, lo que ocasiona inseguridad y perdida en las ventas, pues los propietarios de negocios se ven obligados a cerrar temprano.

“La problemática principal que tenemos es con el alumbrado público que maneja Sociluz, puesto que esta empresa lleva mucho años cobrando un alumbrado que no tiene ningún sentido. Aquí tenemos casas con dos y tres pisos, y son dos y tres veces que se cobra este servicio; adicionalmente tenemos una cuadra completa que ni siquiera tiene postes de alumbrado público y aun así se cobra el servicio”, contó Germán Gaviria, presidente de la JAC del barrio Juan Pablo I.

Este problema afecta a la comunidad desde que se creó la empresa Sociluz. No hubo claridad desde el comienzo sobre los costos del servicio, lo que ha causado inconformidad, desilusión y malestar entre la comunidad, ya que es más costoso el alumbrado que el consumo de energía.

“En este sector sufrimos mucho porque el alumbrado de Soacha es pésimo. Nos estamos sirviendo prácticamente es de la luz de Bogotá. Además nos están cobrando una tarifa muy alta para ese alumbrado tan malo, y más al sector comercial; yo llevo cuatro años y el alumbrado va de regular a mal, y esto se presta para el incremento de la inseguridad en el sector; después de la seis de la tarde es terrible, razón por la cual la mayoría de los comerciantes tenemos rejas auxiliares para seguir prestando el servicio”, manifestó Martha Carreño, comerciante de la Calle 14 A.

Adicionalmente al pésimo servicio de alumbrado, los residentes de Juan Pablo I tienen problemas con las vías y con el servicio de transporte interno.

“Otro problema que tenemos es el transporte público que viene de Soacha; no respetan que es un espacio donde hay niños, hay mucho flujo de gente y aun así pasan con mucha velocidad. Adicional a eso tenemos una escuela detrás del salón comunal, allí no hay reductores de velocidad y en la parte de arriba donde empieza la calle 13, por el lado de la plaza, hay un espacio que esta sin pavimentar; no entendemos qué pasó porque el presupuesto que se tenía era para el total de la pavimentación, pero no fue así; adicionalmente tenemos un inconveniente con la mulas que llegan a una empresa donde fabrican tanques; se suben encima del separador deteriorándolo, sin tener en cuenta que no lleva más de tres años de construido”, agregó un directivo de la Junta de Acción Comunal.

Así las cosas, la comunidad de este sector de la comuna tres sigue pendiente de la respuesta de Sociluz y a la espera de que la Dirección de Transporte se manifieste por el mal uso que las empresas le dan a las vías en este sector de Soacha.