El gobernador de Cundinamarca Nicolás García invitó al alcalde de Soacha a  repensar el pico y placa que se implementaría el próximo lunes 23 de marzo en la Autopista Sur. El mandatario departamental  propuso buscar una forma alternativa para  evitar «confusión y más caos vehicular».

Desde Cartagena, García dejó ver su preocupación por la medida propuesta por el alcalde Saldarriaga:

«Respeto la autonomía territorial que tiene el alcalde. Le sugiero es que hagamos un piloto de otras formas y evaluemos algunas tareas en tránsito que nos permitan analizar el tema. Yo lo he invitado a que hagamos una modulación antes de tomar la decisión», aseguró.

Por otro lado, las opiniones en la calle están divididas porque si bien es cierto la medida busca reducir el tráfico de ingreso por la Autopista Sur y beneficiar a los residentes del municipio, hay quienes consideran que saturaría el tráfico en las horas de la mañana porque todos los viajeros intentarían desplazarse antes de las 12 del mediodía, hora en que comenzaría la restricción.

“El problema es que como el pico y placa no es todo el día, sino que comienza a partir de las 12:00m, todos querrán ingresar en la mañana y así la autopista se llenaría demasiado, entonces si se busca bajar el número de vehículos para evitar cerrar los cruces, considero que se lograría el efecto contrario porque el caos se formaría antes del mediodía y terminamos en lo  mismo”, dijo José Antonio  Salazar, residente en León XIII.

“Aplaudo la medida y creo que estamos en mora de implementarla, es más, el pico y placa debería ser todos los domingos y lunes festivos a ver si dejan de atropellarnos”, añadió Luz Marina Galindo, residente en comuna cinco.

Hay que tener en cuenta que por ser un plan piloto no se  inmovilizará  ni a multará a quienes infrinjan la medida. La Policía los exhortará a abandonar la autopista y tomar cualquier vía urbana del municipio, o ir por Mondoñedo, Mosquera y calle 13 de Bogotá.

La opinión de los expertos en movilidad:

Darío Hidalgo, consultor en movilidad: “Puede tener un impacto en reducir la congestión. Pero debe ser divulgada para que no haya problema ese día. Sin embargo la solución, al final, no es estructural. La verdadera respuesta es la construcción de nuevos accesos a Bogotá, como lo es la Avenida Longitudinal de Occidente”.

José Stalin Rojas, integrante del Observatorio de Movilidad de la Universidad Nacional: “Es inconveniente porque represaría los autos a las afueras. Y, de todas formas, pondría presión en vías alternas como la calle 13 o la calle 80. Por eso es clave que Bogotá armonice con los municipios cercanos y con accesos para que la operación retorno funcione”.

Lo cierto es que mientras autoridades y habitantes comentan sobre los efectos de la medida, el alcalde Saldarriaga se  prepara para  firmar el decreto que le permitiría adelantar un plan piloto de pico y placa  en la Autopista, el cual funcionaría en dos momentos  para carros particulares: de 12m a 4 p.m. para placas pares, y de 4 p.m.  a 8:00 p.m. para placas impares.

Apoyo:eltiempo.com