¿Cómo las viejas botellas se convierten en nuevos envases?

El PET (Tereftalato de polietileno) es el plástico de los envases de productos como gaseosas, agua y bebidas hidratantes, es un material que tiene la bondad de ser transformado infinitas veces y sirve para hacer nuevas botellas, ropa y hasta juguetes; sin embargo, los malos hábitos de los consumidores a la hora de disponer las botellas pueden generar grandes problemas ambientales.

Afortunadamente en Colombia se encuentra el grupo SMI, una organizaciónque realiza el denominado proceso “botella a botella” que consiste en transformar estos envases recuperados inicialmente en resina, en la empresa Apropet, esta materia prima posteriormente se convierte en preformas en la industria SMI Prefomas, y las tapas las desarrolla finalmente Sinea.

Apropet recibe al día en promedio 1.5 millones de botellas PET (cerca de 30 toneladas) recuperadas que luego convierte en materia prima, evitando que al mes cerca de 50.000.000 de envases terminen en rellenos sanitarios o contaminando ecosistemas.

Las viejas botellas se convierten en nuevos envases

“El proceso de transformación de las botellas PET, es un claro ejemplo de economía circular y funciona así, las personas adquieren bebidas envasadas, posteriormente entregan las botellas a los recicladores de su sector, ellos nos venden este material y allí inicia la ´magia´, las botellas son lavadas, trituradas, desinfectadas y en una operación de alta tecnología y un riguroso proceso de calidad, las convertimos en pellets (diminutas bolitas plásticas) la materia prima para la fabricación de nuevos envases” . Así resume este largo procedimiento Liz Fonseca, jefe de la cadena de Suministro de Apropet, mientras nos da un recorrido por la planta industrial.

Proceso para que las viejas botellas se conviertan en nuevos envases

Luego con esta materia prima, las otras empresas del grupo SMI (San Miguel Industrias) se encargan de fabricar las preformas, una especie de tubo de ensayo plástico con rosca para la tapa. Finalmente, estas preformas son infladas con aire caliente resultando de ahí nuevas botellas, y en Sinea desarrollan las tapas.

Las viejas botellas se convierten en nuevos envases plásticos

Adicionalmente Apropet favorece a más de 70 asociaciones y cooperativas de recicladores a las que les compran los envases recuperados, quienes además reciben beneficios derivados de los programas sociales de la empresa transformadora.

En la actualidad el PET es el plástico más reciclado del mundo, en Colombia más de 60.000 personas derivan su sustento de labores asociadas al reciclaje, al recuperar una botella de plástico se ahorra la energía necesaria para mantener una bombilla encendida durante 6 horas y el reciclaje de dos toneladas de plástico ahorra cerca de una tonelada de petróleo bruto, gran cantidad de agua, y además disminuye las emisiones de gases de efecto invernadero. Ahora que lo sabe, por el medio ambiente recuerde siempre separar sus residuos y entregar los materiales aprovechables como las botellas PET al reciclador de su sector.