Como una manera de brindarles un aporte alimenticio a los niños y niñas en edades entre los seis meses y los cuatro años y once meses de edad, el programa de Complementos Nutricionales del ICBF se constituye en una alternativa para madres y padres de hijos que empiezan a vivir la primera infancia.


Si usted tiene un hijo o hija en este rango de edad, puede dirigirse al líder comunal de su barrio y solicitarle su gestión para la apertura de un punto de distribución de los ‘Complementos Nutricionales Día’, que consiste en un programa social del Estado en el que se pretende por medio del ICBF garantizar que los niños y niñas que apenas comienzan a vivir cuenten con el sustento necesario para llevar unas condiciones de vida dignas. Además, este programa consta de dos fases en las que dependiendo de su edad, se le entrega a cada menor un complemento alimenticio que contiene diversos nutrientes que contribuirán su desarrollo físico.

“El primer componente se basa en bienestarina que se le proporciona a niños entre los seis y doce meses, el segundo también es bienestarina mensual y a diario se les entrega una caja de leche saborizada, leche entera o una avena y galletas de diferentes variedades. Este programa aporta más o menos entre el 20 y el 25 por ciento de las recomendaciones diarias de calorías y nutrientes que requiere un niño. La idea del programa es brindar parte del aporte nutricional y adicional que contiene zinc, hierro y ácido fólico”, explicó Lina Barrera, nutricionista del centro zonal de Soacha.

Como se mencionaba al inicio, debe contactarse con su líder comunitario para que este trámite el punto de recepción del complemento alimenticio. Sin embargo también puede dirigirse al Centro Zonal de Soacha ubicado en la transversal 15 con diagonal 33 (esquina), barrio Rincón de Santafé y allí se le informará al respecto; no obstante hay que tener en cuenta que requerirá documentos como el registro civil, el esquema de vacunación, control de crecimiento y desarrollo de su hijo(s), con los cuales el agente educativo del ICBF determinará si al niño o niña no se les está vulnerando alguno de sus derechos.

“Si por ejemplo viene una persona y dice que vive en Ciudad Latina, entonces se busca en la base de datos cuáles son los puntos que se ubican en este sector y se le brinda la información, pero ya el manejo es directamente con el agente educativo que le va a informar si dispone o no de cupos, o si pasa a la lista de espera. En Soacha contamos con un promedio de 128 puntos de Complementos Día y esos puntos atienden aproximadamente a 8.300 niños y niñas”, concluyó Barrera.

El programa de complementos nutricionales Día está dirigido a niños y niñas entre los seis meses y los cuatro años y once meses de edad, y consta de dos tipos de complemento.

Para integrarse o vincularse al programa se debe recoger una documentación para que el agente educativo pueda determinar si el niño tiene todos sus derechos garantizados, entre ellos el derecho una identidad y a una atención integral en salud.

El programa funciona con un líder comunitario porque él es el que conoce qué necesidades hay en la comunidad, gestiona la apertura del punto y de esa manera se otorgan los puntos que éste haya determinado según la zona y el barrio donde se encuentre; también se encarga de hacer el llamado a la comunidad informando que en ese punto se entregan complementos nutricionales Día, recibe la documentación, verifica que esté completa y entrega los complementos.