Inicialmente se hizo una caravana entre el Campo de los Locos y el Coliseo León XIII, luego un acto cultural y artístico que incluyó piruetas en motocicletas.

Con alegría y entusiasmo, se llevó a cabo el cierre del mes de los niños en Soacha con la actividad ‘Juntos Rodando por la Paz y la Unión Familiar’, un espacio que reunió a las menores víctimas del conflicto armado residentes en la ciudad.

Inicialmente se llevó a cabo una caravana con vehículos liderada por el Colectivo Street brothers desde el Campo de Los Locos hasta el Coliseo León XIII, dando un mensaje de reconciliación, perdón y fortalecimiento de la unión familiar a través de entornos protectores, cumpliendo los valores, derechos y deberes de los niños.

En las instalaciones del Coliseo León XIII, los niños disfrutaron de rumba, bailes tradicionales y urbanos, música en vivo, un acto de piruetas con motocicletas y un partido de fútbol de la población talla baja.

Darwin Reyes, director de proyectos especiales (e), explicó la importancia de esta actividad para dignificar y garantizar sus derechos.  «El objetivo es visibilizar a las familias víctimas del conflicto armado, tenemos a todas las instituciones trabajando de la mano por esta población», enfatizó el director.

Entre tanto, Julián Forero, presidente del club ‘Street Brothers’, agradeció la acogida y el cariño de la ciudad.  «Hoy vinimos una representación de 100 moteros, somos una comunidad de 4.000 personas y queríamos compartir con estos niños, dándoles un mensaje de que no están solos», mencionó.

La actividad fue organizada por la Secretaría de Desarrollo Social y Participación Comunitaria en articulación con las secretarías de Movilidad, Planeación, Salud, Gobierno, el Instituto Municipal para la Recreación y el Deporte de Soacha, Fundación Corazón Sobre Ruedas, Street Brothers, Policía Nacional, Gobernación de Cundinamarca, Ejército Nacional y Consejería para los Derechos.