A través del llamado de atención a la comunidad y de la implementación de escuelas deportivas en fútbol y baloncesto, la Junta de Acción Comunal (JAC) del barrio La Amistad, en la comuna dos, busca combatir tajantemente la inseguridad y mejorar los entornos y espacios deportivos de su sector.


parque.amistad.jpg

Teniendo en cuenta las deterioradas condiciones de algunos espacios que componen la zona central del barrio, la Junta de Acción Comunal ha realizado la gestión necesaria para hacer llegar a los jóvenes las escuelas de formación ofrecidas por la administración municipal.

Con el aumento de estos importantes espacios se busca disminuir la inseguridad que rodea al sector y llamar la atención con el fin de mejorar dichos escenarios para buscar apoyo de autoridades departamentales, municipales, instituciones educativas y entidades privadas.

Leonardo Montañez, licenciado y vicepresidente de La amistad, enfatizó en el propósito del proyecto: “Con esto vamos a gestionar y tocar puertas en los entes gubernamentales para ver qué clase de ayuda podemos recibir y así ofrecer espacios dignos a los niños y jóvenes de colegios de toda la comuna dos que hacen uso de los mismos”, especificó.

De acuerdo con los líderes de La Amistad, para evitar la proliferación de vándalos es necesario que la comunidad, empezando por los más pequeños, se apropie de los parques y de un firme ejemplo de cuál es el debido uso que los mismos deberían tener, ya que de acuerdo a la experiencia de los comunales, el primer paso está en educar al ciudadano.

“Parte importante de estos proyectos son los colegios, pues a través de su colaboración tenemos un ingreso que nos permite el mantenimiento de nuestros parque, sin embargo no es suficiente, además de esto estamos buscando la forma en que se hagan partícipes con sus estudiantes en la siembra de árboles y creación e instalación de letreros”, agregó Hernando Cruz, Presidente de la JAC.

Por otro lado, según los líderes del barrio, hay tres aspectos que aún preocupan a la comunidad: en primer lugar, la presencia constante de consumidores de alucinógenos, seguida por los dueños de mascotas irresponsables y por último la falta de conciencia de algunos respecto al cuidado de los juegos intergeneracionales instalados hace poco menos de un año.

Para finalizar, cabe recordar que el parque intergeneracional de La Amistad está disponible para más de 15 barrios colindantes, no obstante pese a su reciente instalación ya ha sido reparado en cinco ocasiones y actualmente se encuentra en pésimo estado, provocado por el mal uso y según la JAC, por la falta de calidad en el material usado en las piezas.