Con un excelente manejo de recursos y con sus propias manos, los dignatarios de la Junta de Acción Comunal del barrio Llano Grande, ubicado en la comuna seis de Soacha, recuperaron su parque principal, transformándolo de un potrero a un espacio apto para el entretenimiento de las familias.


arreglo-parque-soacha

arreglo-parque-soacha

El trabajo de la JAC de Llano Grande en torno a la recuperación del medio ambiente y de sus espacios públicos ha sido constante, la mayor parte de sus esfuerzos van dirigidos a ofrecer mejores espacios a la comunidad, y así se evidencia con la mejora del salón comunal del barrio, que goza de gran amplitud, y la recuperación de un gran terreno que está a poco de ser un parque familiar.

“Gracias al apoyo y presencia de los vecinos y amigos hemos logrado arreglar el salón comunal, también fuimos merecedores de un parque infantil, asimismo estamos creando una cancha de microfútbol para el barrio y terminando de hacer varias adecuaciones para que la gente se apropie de su parque y lo aprovechen acompañados de sus seres queridos”, destacó Brigitte Leal, presidenta de la JAC de Llano Grande.

Para la recuperación del espacio en el que se está edificando la cancha, fue necesario retirar más de dos toneladas de escombro y sedimento; actualmente se están haciendo las mediciones y adaptación del suelo con el fin de que sea apto para garantizar comodidad y seguridad al momento de jugar.

El parque que está siendo recuperado poco a poco por la comunidad también tiene un enfoque ambiental, motivo por el que fue escenario de la realización de los Viernes Verdes. Durante la actividad, la comunidad, funcionarios de la administración municipal, policía y la Corporación Autónoma Regional Soacha (CAR), donaron y ayudaron a plantar 180 árboles.

Gonzalo Rodríguez Chía, director de la CAR regional Soacha, destacó la importancia del apoyo y presencia de la comunidad en las intervenciones y la recuperación del medio ambiente en donde sea necesario.

“La recuperación de estos importantes espacios va más allá de que la comunidad esté presente en una sola jornada, pues el éxito del crecimiento de las plantas depende del compromiso diario que tengan los ciudadanos con las mismas; de esta forma se crea sentido de pertenencia por el medio ambiente y por el territorio. La participación de los niños da un valor agregado a la actividad que no permite tener certeza sobre la motivación de ellos para cuidar sus entornos en el futuro”, destacó el director.

Además de la recuperación del entorno y la edificación de varios proyectos que ya son realidad sobre el espacio, como el salón comunal, la cancha, el parque infantil y una futura zona BBQ para asados familiares, la junta está instalando un encerrado con sus propias manos y esfuerzo, demostrando a la comunidad la inversión responsable de los recursos.

“Estamos muy contentos por el trabajo que hemos logrado con la comunidad, y vimos que era necesario cuidar todo lo que hemos logrado, así que sacamos adelante el cerramiento para cuidar el entorno. Nosotros mismos compramos los tubos, la malla y el material, y toda la comunidad nos ha apoyado con la instalación de los mismos”, resaltó la líder comunal.

Para terminar, cabe destacar que durante la actividad los miembros de la junta ofrecieron una sancochada a todos los presentes y destacaron el trabajo de los niños que estuvieron pendientes y ayudaron a sembrar la mayoría de los árboles.