Ante el incumplimiento del director de participación comunitaria, William Moncada, a la segunda citación del concejo para que explique los resultados de las elecciones de Juntas de Acción Comunal del pasado 29 de abril, el cabildo firmó un documento que rechaza la actitud del funcionario, el cual fue radicado en el despacho del alcalde municipal.


Moncada fue citado ayer lunes por segunda vez, pero de nuevo envió una comunicación, con fecha 22 de junio, argumentando entre otras cosas, las siguientes:

“En atención a la citación hecha por ustedes a este servidor para el día 26 de junio del presente, muy respetuosamente me permito reiterarles mi escrito de fecha 19 de junio de 2012 y solicitarles se sirvan aplazar la misma para la primera semana del mes de julio por los motivos argumentados en este citado oficio. Contrario sensu lo argumentado por el concejal Dagoberto Durán… no es mi proceder evadir responsabilidades frente al concejo municipal…”.

La excusa causó una airada reacción de los concejales, algunos de los cuales manifestaron que es una falta grave e irrespeto del funcionario al cabildo, por este motivo se envió la carta al ejecutivo.

“Hoy estamos radicando una carta al despacho del alcalde porque esto no se trata de posiciones políticas, se trata que de parte de la administración municipal, en representación de sus funcionarios, debe haber respeto con la Corporación y que ellos asistan a las citaciones que se les hace para que podamos ejercer nuestro control político de una manera transparente y la comunidad se entere qué es lo que estamos preguntando, indagando, a qué conclusiones estamos llegando y no que tengamos que convertirnos en concejales que hacemos el control político con derechos de petición, oficios, investigaciones o algo por el estilo. El concejo está tratando de hacer las cosas de una manera clara, informal y respetuosa con la administración, pero necesitamos que los funcionarios sean respetuosos con el concejo municipal, es un llamado que le hago al alcalde para que dé instrucción a los funcionarios y atiendan las citaciones que hacemos”, explicó el concejal Giovanny Ramírez.

Los concejales de la comisión de cronograma, aunque algunos amigos del gobierno, también expresaron su malestar y pidieron respeto al cabildo:

“Somos los que estamos proyectando las invitaciones y citaciones a cada uno de los secretarios y directores para aclarar y dar información, tanto a la comunidad como a los mismos cabildantes, y aquí hemos invitado dos veces al Director de Participación Comunitaria y ambas nos ha faltado. Las excusas no han sido muy claras que digamos, nos deja muy preocupados porque ha habido problemas con la elección de las Juntas de Acción Comunal y la mayoría de los concejalas queríamos escuchar qué ha pasado con el proceso de elección de Juntas”, dijo el concejal Juan Carlos Arias.

Para el concejal Dagoberto Durán no se trata de peleas políticas, simplemente es un ejercicio normal del cabildo, basado en quejas y vacíos de la comunidad, teniendo en cuenta que se presentaron irregularidades en la elección de un buen número de Juntas de Acción Comunal:

“… Es un cuestionario fácil, entonces el sinsabor es por qué no asiste y evade tanto el ejercicio de control político. La comunidad tiene derecho a que nos entregue esa información porque ellos son los que la están tabulando, nosotros no estamos siendo suspicaces en el tema sino el vacío que queda es por qué ya van dos veces asaltando la buena fe del concejo. La comisión de cronograma verbalmente le reiteró la invitación para el 21 de junio, pero solicitó que se la aplazaran y aseguró ir en la siguiente cita. Se le aplazó y luego pasó una solicitud diciendo que tampoco puede estar, entonces está asaltando la buena fe del concejo”.

El concejal Durán argumenta que no quiere pensar que el Director de Participación Comunitaria está evadiendo sus responsabilidades, pero asegura que los hechos demuestran lo contrario.

“… Él dice estar ocupado en el tema, pero para eso tiene personas que lo apoyan. Yo si quiero que el debate no se convierta en tema personal, aquí lo que prima es la institucionalidad y en este caso ya hay comprometidas tres instituciones: la Dirección de Participación Comunitaria, que hace parte de la administración municipal, la Federación Comunal y el Concejo municipal, entonces él deja como esa vacío a la comunidad, no veo por qué no respondió el cuestionario y pidió aplazamiento a la fecha de presentación en el concejo”, indicó.

Al concejal Geovanny Ramírez le preocupa que el primero de julio se realice la posesión de las nuevas JAC, y a esta hora el Director de Participación Comunitaria no haya explicado los vacíos del proceso.
“Qué control político real puede hacer la corporación municipal cuando no hay colaboración por parte de este funcionario y quiere que este control se haga después de la posesión de las juntas. Es allí donde está la inconformidad por parte del cabildo y de la comunidad. Sería bueno que recapacitara y antes del primero de julio se presentara a la corporación y rindiera ese informe para que la posesión se realizara sin especulaciones y rumores, que lo único que han hecho es dividir al municipio”, agregó.

Los concejales argumentan que la actitud del funcionario va en contravía de lo orientado por el alcalde Juan Carlos Nemocón, teniendo en cuenta que su plan de desarrollo está plasmado frente al tema de la transparencia, de la buena gestión y la excelente actuación de sus funcionarios y servidores públicos. “Esto nos deja una gran duda y no queremos que el alcalde también se vea afectado por una mala diligencia y una mala actuación de uno de sus funcionarios, porque si no nos aceptan una invitación, así va a suceder en el transcurso de todas las sesiones ordinarias donde tenemos que hacer el control político, con un agravante: este funcionario viene de atrás en esa dirección. Por ejemplo, en el mes de noviembre, dice la ley 743, debe exaltarse el Día de la Acción Comunal y el año pasado no lo hizo, y si no es capaz de exaltar un día, pues ahorita lo vemos envolatado y tratando de evadir las preguntas de los diferentes concejales”, concluyó Dagoberto Durán.

Para tener claridad, el artículo 71 del reglamento interno del concejo, reza: “Incumplimiento de una citación. Si el funcionario citado reglamentariamente para un debate incumple la citación sin justa causa, no radica el informe o el mismo es presentado extemporáneamente, o no da respuesta completa y veraz al cuestionario, el presidente del concejo o de la comisión permanente, según sea el caso, oficiosamente deberá dar traslado al organismo competente para que realice la correspondiente investigación disciplinaria”.

Por lo anterior, fue que el concejo en pleno pasó la queja directamente al alcalde, y se espera que se tomen medidas para que los funcionarios acudan a las citaciones que en adelante haga la Corporación Municipal.