Una confusa situación se presentó el pasado 25 de diciembre en el barrio Ducales I sector, luego de que la Policía intentara neutralizar a un hombre que amenazaba con quitarse la vida por cuenta de una decepción amorosa. En medio de la confusión, los uniformados terminaron arrojando gases lacrimógenos, que más allá de controlar al sujeto en mención, afectaron a varios vecinos del lugar.


Los hechos ocurrieron hacia las 9:30pm en las casas ubicadas sobre la Cll. 7D, cuando un hombre salió por la ventana de su vivienda amenazando con suicidarse. A pesar de que al sitio llegaron cerca de 30 efectivos adscritos a la Estación de Policía de Compartir, esto no fue suficiente para controlar al individuo, que finalmente fue calmado y persuadido de no generar una tragedia por sus propios amigos, dada la incapacidad de los uniformados para tomar el control de la situación.

Cuentan los vecinos de Ducales I, que en medio del caos, de un momento a otro sonó una explosión muy fuerte que afectó las casas aledañas a la Cll.7 D. Estas viviendas se inundaron de gases lacrimógenos y varias personas quedaron muy afectadas. En algunas casas había personas de la tercera edad, incluso una de estas estaba recién salida del hospital y se encontraba con oxígeno, razón por la cual se vio muy afectada con el humo proveniente de los gases.

Adicionalmente, en algunas viviendas había personas con asma que perdieron la conciencia y quedaron en el piso después de que se arrojaron los gases. Vale la pena mencionar que después de los hechos la Policía se retiró del lugar sin que tomara acciones en contra del sujeto que amenazó con suicidarse, teniendo en cuenta que posteriormente este intentó arremeter contra algunas de las personas que estaban cerca:

“Después de que se fue la Policía, este hombre salió con su arma mirando a ver quién le decía algo, a fin de poder atacarlo. El celular de la Estación de Compartir estaba apagado, luego yo pude hablar con ellos dos veces, pero a la tercera ya no me contestaron, tal como sucedió el resto de la noche. Esperamos una explicación de la Policía Nacional para esclarecer lo que sucedió, hemos solicitado a la Personería Municipal que actúe en este caso y realice las investigaciones a que haya lugar, para que en caso de que exista algún responsable, este responda por sus actos”, expresó Iván Parra, habitante de Ducales I sector y Edil de la comuna uno.

“Hay un muchacho que se enloquece cuando toma cerveza, los vecinos llamaron a la Policía, pero ellos no hicieron nada para desarmarlo, a pesar de que él tenía un cuchillo. Como a los 10 o 15 minutos después de que llegó la patrulla, los uniformados que estaban en ella dispararon gases lacrimógenos, aparentemente contra esta persona, pero había mucha gente en la calle mirando lo que sucedía y el humo afectó a todos los que estaban cerca. Varias personas sufrieron dolor de cabeza y otros síntomas. Creo que hubo mucha irresponsabilidad por parte de la Policía, por un solo hombre no puede sufrir toda una cuadra esta clase de abusos”, agregó Carlos Alberto Parra, testigo de los hechos.

“A nosotros nos afectó la acción de la Policía, el hombre estaba haciendo su show, pero ninguno de ellos fue capaz de controlarlo. Los uniformados sólo se limitaron a disparar gases y la comunidad se vio muy afectada. En mi casa por ejemplo, hubo gente que se intoxicó, otros sufrieron vómito y afectaciones en los ojos, y una persona más se desmayó, aunque afortunadamente fue auxiliada y se pudo reponer. De todas maneras nos vimos muy afectados por eso”, agregó Misael Sánchez, vecino de Ducales I.

En contraste con lo anterior, el Comandante Operativo No. 2 de Soacha, Mayor Henry Galán, explicó que la Policía se encontraba en el sitio de los hechos, justo en el momento en que el hombre que amenazó con suicidarse se estaba agrediendo a sí mismo. El Oficial señaló que los policías intentaron controlarlo, mas sin embargo él agredió a una tercera persona, por lo que los uniformados se vieron obligados a actuar para evitar que la situación se complicara:

“Lo que me explicaba el Teniente que estaba al mando de la situación, es que debido a la gravedad de la situación y la reacción del individuo, no había más elementos para controlarlo que los gases lacrimógenos. La idea era que esta persona desistiera de utilizar el arma que portaba y evitar que las cosas pasaran a mayores. Afortunadamente no se presentó ningún hecho que lamentar. Lo importante fue que evitamos que se agrediera a una tercera persona, al igual que el mismo agresor de autolesionara. No sabemos de ninguna persona que haya resultado afectada, por lo tanto no es necesario adelantar más investigaciones para esclarecer lo que pasó, y por eso estamos asumiendo los hechos que se presentaron en Ducales”, concluyó el Mayor Galán.