La Organización de Estados Iberoamericanos (OEI) y la Procuraduría General de la Nación, con el apoyo del Ministerio de Hacienda y Crédito Público, el Departamento Nacional de Planeación (DNP) y el Departamento Administrativo de la Función Pública, presentaron ante los administradores territoriales la cartilla “100 y más” advertencias para una exitosa administración territorial.


Este importante documento pretende constituirse en una herramienta de trabajo útil, para aclarar dudas a fin de evitar comportamientos que atenten contra el correcto desempeño de la Función Pública.

En este sentido, el Gobernador de Cundinamarca, Jorge Emilio Rey Ángel, le solicitó al procurador Alejandro Ordóñez “un acompañamiento especial en dos temas fundamentales para nuestra administración. El primero, es el proceso de alimentación escolar, para que nuestros niños reciban buenos alimentos y que la responsabilidad no esté en manos de particulares. El segundo, en la adquisición de medicamentos, para que sean de la mayor calidad y con los costos permitidos”.

En estas y otras temáticas, el primer mandatario cundinamarqués les solicitó a los personeros municipales que articular esfuerzos con la Gobernación para trabajar de la mano en actividades de prevención para las funciones públicas de las entidades territoriales departamentales.

“LOS CIUDADANOS TIENEN DERECHO A SER BIEN GOBERNADOS”: PROCURADOR

El gobernador celebró las palabras de Alejandro Ordóñez Maldonado, procurador General de la Nación, quien personalmente socializó una a una las más de 100 advertencias a tener en cuenta para lograr una exitosa administración territorial.

El objetivo del Procurador, expresó el Gobernador, fue explicar a quienes inician el oficio de sus funciones, las conductas en las que habitualmente incurren los servidores públicos. “Y de ahí las advertencias, que hemos encontrado en el ejercicio preventivo y disciplinario”, dijo Rey.

Entre 2009 y 2015 la Procuraduría ha sancionado 1.504 alcaldes, 1.048 concejales, 82 gobernadores y 22 diputados, de los cuales el 45 % obedece a desconocimiento de la norma. Por ello, la necesidad de trabajar en “prevenir antes que sancionar”.

La Procuraduría, en este sentido, se debe convertir entonces en una “advertidora”, advirtió el Procurador: “Decir a alguien una cosa de la que se deriva una consecuencia, para que esté atento, actúe con precaución y no se sorprenda… en nuestra función advertimos, señalamos riesgos y enseñamos normas”, señaló Rey

“Los ciudadanos tienen el derecho a ser bien gobernados y los funcionarios públicos a hacer efectivos los derechos de la ciudadanía”, finalizó el alto funcionario.

Fuente: Gobernación de Cundinamarca