La Sala Especial de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia decidió por unanimidad no abrir investigación contra el senador Iván Cepeda por denuncia de injuria.

Pero además la denuncia del congresista Rodríguez  incluía calumnia, falsa denuncia y fraude procesal, la cual fue presentada como respuesta a un comunicado que hizo público el senador del Polo Democrático, en diciembre pasado, donde anunció que presentaría una demanda de pérdida de investidura y una denuncia penal contra Rodríguez, por el llamado a versión libre del exmagistrado de la Corte Suprema José Luis Barceló, en un proceso adelantado por la Comisión de Investigación y Acusación de la Cámara de Representantes.

Cepeda consideró que Rodríguez se debió declarar impedido en ese caso porque «habría incurrido en prejuzgamiento y abuso de autoridad, puesto que ha actuado en una investigación sobre la que ha emitido opiniones públicas en las que ha abogado por la inocencia de Álvaro Uribe».

La Sala de Instrucción aseguró que lo denunciado por el representante Edward Rodríguez “no configura conducta punible alguna por la que se deba adelantar una investigación de carácter penal».

Así mismo, la corte falló diciendo que los hechos de los que acusan al senado Cepeda no proceden ya no son hechos falsos. «En primer lugar, porque no se trata de hechos falsos, lo cual tiene importantes implicaciones en la eventual configuración de delitos como la calumnia, la falsa denuncia contra persona determinada y el fraude procesal. En segundo lugar, porque en las declaraciones del aforado denunciado no se advierte potencial difamatorio o deshonroso alguno, que permita concluir razonablemente la eventual realización de actos injuriosos”.

Tomado del Nuevo Siglo