Para la gerente de Camacol B&C, Martha Moreno Mesa, la demanda de bodegas ha sido importante para impulsar el desarrollo de la actividad edificadora en Colombia. Esto se ha evidenciado en el destacado crecimiento que mantiene el licenciamiento de estos destinos en los últimos ocho años (un promedio anual de 1,3 millones de metros cuadrados).


El Estudio de Oferta y Demanda de Destinos no Habitacionales en Bogotá y la Región muestra que la región (Bogotá y Cundinamarca) ha aportado al país por lo menos el 50 % de los metros cuadrados aprobados para este tipo de espacios en los últimos tres años. Este aporte obedece a la especialización de Cundinamarca en este mercado, principalmente en espacios para la industria.

Mientras que a marzo de este año la cifra de área licenciada para construcción de bodegas e industria en el resto del país llegó a 708.435 metros cuadrados, en Bogotá y Cundinamarca fue de 794.876, sobrepasando la cifra nacional. Eso quiere decir que el 53 % de la actividad de este tipo de edificaciones en el país se concentra en la región. Cundinamarca (municipios aledaños a Bogotá dentro de la cobertura del Dane) aporta el 95 % de los metros cuadrados licenciados en la región.

En el licenciamiento de bodegas e industria de Cundinamarca se destacan los municipios de Funza, Madrid y Mosquera, que conforman el llamado Corredor Calle 13. Estos municipios en el último año registraron cifras de licenciamiento superiores al promedio histórico, llegando en total 58 % de los metros cuadrados licenciados en el departamento. En los demás corredores hay municipios que mantienen niveles de licenciamiento importante: Cota en el corredor de la calle 80, y Tocancipá en el de la Autopista Norte.

Según cifras del Dane, a marzo de 2015 en la región se iniciaron un total de 330.000 metros cuadrados en los últimos doce meses en los segmentos de bodegas e industria. Área que, si bien es importante frente a la que se inicia en promedio cada año, es inferior a la licenciada en el departamento; lo que permite suponer que para el cierre de 2015 y durante 2016 se registrará un incremento importante en las iniciaciones.

Por otra parte, el informe arrojó datos que permiten perfilar la demanda de estos espacios. Por ejemplo, se destaca que la modalidad leasing presenta un crecimiento importante al pasar de 3,3 % en 2014 a 7,1 % en 2015. En tanto que las bodegas ocupadas en la modalidad de propiedad y arriendo, si bien registraron reducciones frente a las presentadas el año anterior, mantienen las participaciones más altas, de 42,8 % y 45,2 % respectivamente.

Según las encuestas realizadas para este estudio, quienes manifestaron intención de demanda de bodegas calificaron ciertos atributos que deben tener las bodegas en función de sus necesidades. Los más relevantes son: la resistencia del piso 14,8 %, la disponibilidad de parqueaderos 12,54 %, la red contra incendios 11,8 %, aspectos técnicos 9,8 %, carga eléctrica 9,3 % y la flexibilidad para modificar espacios interiores 8,5 %.

“Estudios como este son una herramienta que permite conocer la tendencia de la demanda, lo que le permite al sector entender la dinámica de la actividad edificadora, pero además estructurar acertadamente los proyectos ofreciendo en ellos el valor que los compradores esperan”, agregó la dirigente gremial.

Fuente: Radiosantafe.com