Inmediatamente y luego de haber realizado el ejercicio opuesto de señalar la forma cómo cree y desea la comunidad que sea el comportamiento y actuación de su policía, para lograr un equilibrio y equidad en la interacción social del municipio, es indicado proceder a través o por medio del mismo método, ejecutando igual acción, de forma tal que todos y cada uno de los integrantes del cuerpo policial, como también el ciudadano de bien tenga la oportunidad de expresar libre y tranquilamente, la forma del como espera debe ser la conducta de la comunidad a la cual pertenece o hace parte integral, por cuanto le ha sido asignada como misión Constitucional dicha función.


Para ello es indicado recoger el concepto, pensamiento y sentir de los policiales del Distrito de Policía Soacha y de algunos ciudadanos de bien conscientes del rol, los retos, metas, objetivos y responsabilidades que debe cumplir cada ser humano dentro de ese conglomerado social que es el municipio de Soacha, así:

El policía y el buen ciudadano esperan tener unos conciudadanos del tenor de:

1. Una comunidad comprometida con su propia Seguridad y Convivencia.

2. Una comunidad que denuncia el delito y los delincuentes, que no se queda callada.

3. Una comunidad que colabora activamente suministrando información oportuna.

4. Una comunidad que no cohonesta y está en total desacuerdo con la ilegalidad y más aún con la delincuencia.

5. una comunidad dispuesta a organizarse a través de los Frentes Locales de Seguridad, Organización Familiar Autosuficiente y demás programas que se pongan en ejecución para acceder a cumplir y vivir dentro de los lineamientos de la estrategia “Participación Masiva Ciudadana”.

6. Una comunidad que sepa convivir dentro de los cánones de la tranquilidad, el sosiego y la paz.

7. Una comunidad cuyos integrantes no se pelean entre sí y con mayor razón entre familiares.

8. Una comunidad moderna y pacifista, que dirime sus conflictos y problemas dentro del máximo grado de civilización comprensión a través del dialogo, el debate y la cordialidad.

9. Una comunidad responsable y bien intencionada, cuyos miembros no abandonan a sus menores, pues están comprometidos en ayudarles, orientarlos y darles ejemplo.

10. Una comunidad honesta y franca que abandona y deja de lado los chismes, la crítica mordaz y los comentarios destructivos.

11. Una comunidad que lucha y trabaja en equipo con las autoridades, particular y prioritariamente con su policía para cerrarle el paso a la violencia y delincuencia en su cuadra, barrio, comuna y municipio.

12. Una comunidad que no sea envidiosa ni mentirosa, que actúa bajo excelentes principios y valores.

13. Una comunidad comprometida con el aseo público, su salud, el entorno y el medio ambiente, que no arroja basuras en lugares públicos o frecuentados, incluso de habitación.

14. Una comunidad respetuosa de la ley y de todas las autoridades, con las que interactúa de manera constante y efectiva en búsqueda de alcanzar los medios y las condiciones para convivir en paz y progresando.

15. Una comunidad respetuosa de la infancia y la adolescencia, los jóvenes, mayores, de la mujer y el género.

16. Una comunidad que no se vea involucrada en hechos de violencia y/o delincuencia.

17. Una comunidad que no emplea la violencia para hacerse escuchar y menos para que sus conceptos y pensamientos sean aceptados, que no ejerce justicia por sus propios medios.

18. Una comunidad que no maltrata verbal, Sicológica ni físicamente a sus semejantes.

19. Una comunidad que respeta el libre pensamiento y la libre expresión.

20. Una comunidad que no abusa de sus derechos, que respeta a los demás, cumplidoras de sus deberes dentro de la interacción social.

21. Una comunidad con integrantes que no solo critican, sino que constantemente proponen, participan y jalonan a sus conciudadanos primero en seguridad y convivencia y luego en progreso y desarrollo.

22. Una comunidad decente cordial y amable que quiere a su municipio, que no expresa con groserías sus sentimientos y pensamientos y que atiende muy bien al turista y/o visitante.

23. Una comunidad que respeta y cuida los bienes públicos y de interés general.

24. Una comunidad decente que no agrede a las autoridades, de forma contraria las ve con respeto, como oportunidad y no como enemigos.

Con un ejercicio de esta naturaleza, no se persigue y menos se pretende polarizar la sociedad; de manera contraria se busca incesantemente lograr confraternidad, solidaridad y alianzas estratégicas para conformar un buen y robusto equipo de trabajo para el tema de la Convivencia y Seguridad Ciudadana.

Como se puede observar en los dos ejercicios, encontramos que en ambos existen indicaciones mutuas por falta de interés, compromiso y responsabilidad, para con ellos mismos y prioritariamente con todos los semejantes que por coincidencia hacemos presencia en este mundo concomitantemente.

Coronel ® ANTONIO JOSÉ ARDILA TORRES

Secretario de Gobierno