Como si el encierro no fuera suficiente para los residentes de varios conjuntos de Hogares Soacha, ahora se suma el incremento de olores nauseabundos de la PTAR ubicada frente a los apartamentos.  

Residentes de conjuntos residenciales de Hogares Soacha denuncian malos olores en el sector debido  a la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR). Afirman que desde la entrega de sus apartamentos han tenido que soportar este problema, pero con el tema de la cuarentena ha venido empeorando.

La planta está ubicada  frente a los conjuntos Camino 1 y 2,  y Triunfo 4, en Hogares Soacha, y aunque se dice que es provisional mientras entra en funcionamiento la PTAR Canoas, aun así los residentes  se sienten molestos, más si se tiene en cuenta que a causa de la cuarentena las personas están  en sus apartamentos y deben soportar el fétido olor que se vuelve insoportable.

Puede leer: Alarma en Hogares Soacha por rebose de PTAR

La señora Sandra López, administradora de uno de los conjuntos afectados, comenta que “esta planta que se ubica justo en la entrada de nuestros apartamentos,  genera malos olores, afectando la salud y la tranquilidad de los propietarios, tanto así que se han desocupado muchos inmuebles por intolerancia a estos olores; también hemos tenido infecciones respiratorias, en la piel y mucho dolor de cabeza”. Además, afirma que desde el inicio de la cuarentena estos olores se han incrementado y cada vez es más difícil soportarlos, pero  lo que más les genera preocupación es que la PTAR puede durar varios años más, antes de retirarla de esta zona residencial.    

Para recordar: Habitantes de Hogares Soacha se sienten engañados por construcción de PTAR en medio de los conjuntos

Por otra parte, Mario Acevedo, de la constructora  Hogares Soacha, reconoce  que en primer lugar esas PTAR no deberían estar allí,  pero asegura que se ha trabajado constantemente para ayudar a la comunidad, especialmente en la ampliación de las plantas  para mitigar la intensidad de los olores y en la siembra de árboles para disminuir los mismos.

Así mismo, comenta: “Ahora con el confinamiento ha empeorado la situación y esto se debe a que anteriormente las personas no pasaban tanto tiempo en sus hogares, era menor el flujo de aguas residuales, pero con las personas en sus casas todo el día, el porcentaje de residuos es mucho más elevado, por esto los olores empeoran”.

Finalmente, Mario Acevedo afirma que se está trabajando constantemente por mejorar la calidad de vida de los residentes, y que se tienen en proceso diferentes proyectos para mitigar estos olores y hacer que las personas puedan estar tranquilas en sus hogares.

La comunidad espera pronta respuesta a esta problemática de salubridad,  pues según comentan las familias permanecen con sus ventanas cerradas  para que el olor no penetre a los apartamentos con la misma intensidad, pero aun así por momentos es insoportable.

Por Natalia Soto Parra