Un proyecto para sacar productos con menos agroquímicos es el que se comenzó a aplicar en cuatro municipios del Sumapaz, gracias a un convenio entre la Car y la Cámara de comercio de Bogota-sede Fusagasugá.


La idea es concientizar a los campesinos sobre la importancia de la agricultura limpia, y así gradualmente implementar cultivos y cosechas más orgánicas. Inicialmente se escogieron 25 agricultores de los municipios de Tibacuy, Silvania, Pasca y San Bernardo a quienes se les hace una visita con el fin de hacer una primera evaluación de la finca. Se pregunta sobre concesiones de agua, tanques sépticos, prácticas culturales y en general todo lo relacionado con el manejo de los cultivos.

La idea es llegarle a los campesinos con menos recursos con el fin de ofrecerles alternativas orgánicas para que bajen los costos y produzcan productos más limpios.

El programa se denomina «Ventanilla Ambiental» y lo que se pretende es llegar a los productores más alejados para prestar una asesoría técnica a cerca de los cultivos que tradicionalmente han manejado.