Cundinamarca creó red de mujeres ‘soyadas’

Madres cabeza de familia, afrodescendientes, víctimas del conflicto armado y en condición de discapacidad lideran más de 30 plantas procesadoras de soya, en 26 municipios de Cundinamarca.


Con la toma del juramento de los siete integrantes de la Junta Directiva ante el Secretario de Desarrollo Social de Cundinamarca, Luis Daniel Santos, quedó conformada la ‘Red de Mujeres Soyadas de Cundinamarca, Asociación CundiSoy’, cuyos estatutos, normatividad y directivos fueron definidos en una asamblea general efectuada con anterioridad.

Durante el acto, efectuado en el Salón de Gobernadores, en el que participaron más de 50 personas que lideran las plantas procesadoras de soya en sus municipios, inspecciones y veredas. Santos afirmó que “esta Red no nace de cero, puesto que cada organización ha recorrido un largo camino de luchas y alegrías. Luego de tantos años ya era hora de recoger los frutos y juntar toda esta experiencia alcanzada, el trabajo en los territorios es superior a la capacidad del Estado, dada su labor silenciosa y poco reconocida, pero que la suma de todos estos colectivos les garantiza la esperanza y éxito”.

Y no fue para menos, puesto que era la primera vez en este cuatrenio que se reunían la mayoría de los representantes legales y algunos de los colaboradores de las plantas procesadoras de soya, quienes de ahora en adelante pasan a ser socios fundadores de esta Red.

Cada uno de los participantes mostró su empresa y socializó sus experiencias innovadoras y exitosas como la del municipio de Guaduas que no solo prepara sino también siembra soya; Medina que produce café de soya; La Mesa que comercializa la mejor avena cubana a base de soya; San Juan de Rioseco, experto en galletería fina y brownies, y siete productos más; Mosquera que prepara comidas rápidas como hamburguesa y pizza; Madrid que elabora sus productos de soya con quinua; y Caparrapí, que suministra refrigerios a los eventos de la Alcaldía.

Todas las plantas procesadoras de soya donan una parte de su producción para alimentar dignamente a las personas que más lo necesiten. Nilo entrega 3.700 refrigerios semanales a tres colegios urbanos y uno rural; Útica lleva refrigerios a los niños y adultos mayores de las veredas y la inspección de Puerto Bogotá ofrece leche de soya a adultos mayores enfermos y la otra organización brinda desayunos a barrios y escuelas.

Durante el encuentro, Santos agradeció a su aliado el Club Rotario, ratificándole a su director Jaime Díaz y su equipo colaborador el compromiso y mística con que adelantan el acompañamiento comunitario en campo, además de felicitar a la Gestora Social de Guaduas, Rosa Bermúdez por la especial dedicación hacia los grupos más vulnerables como los niños y adultos mayores pobres.

Nubia Garzón, lideresa de la planta procesadora de Silvania, ubicada en la vereda Aguabonita Monterrico expresó públicamente su agradecimiento al gobierno cundinamarqués por la colaboración y respaldo.

La junta directiva quedó conformada así: presidenta, Alba Marina Ortiz Saavedra; vicepresidenta, Diana Sandoval de Guaduas; secretaria, Jesica Rojas (Cajicá); tesorero,Germán Salamanca (Nilo); vocales: Margarita Gutiérrez (Soacha); Sandra Milena Parra (La Mesa) y Elvira Aldana (Apulo); fiscal, Patricia Molina (Guaduas).

Finalmente, el Secretario Luis Daniel exhortó a los representantes e integrantes de estas organizaciones de plantas procesadores de soyaa no desfallecer en este paso por la conformación de la Red, a compartir la información, apoyarse entre sí y trabajar bajo unos principios rectores de ética.

Para mayor información, la dirección de esta Red en internet es: www.facebook.com/mujersoyadadecundinamarca

cargando...