El coronel César Ovidio Castro Guerrero asumió como nuevo comandante  de Policía Cundinamarca, en reemplazo  de su compañero de armas Necton Lincon Borja Miranda.

La posesión se cumplió el jueves de esta semana en la Plazoleta de La Paz de la Gobernación de Cundinamarca. El coronel Castro es natural de Tunja, Boyacá, y tiene la misión de combatir la delincuencia, atacar el microtráfico, el crimen organizado, la inseguridad y todo cuanto atente contra la convivencia de los habitantes del departamento.

El nuevo comandante ha ocupado cargos  en la Inspección General, Dirección de Seguridad Ciudadana, Dirección  Antinarcóticos, Dirección de Investigación Criminal, Dirección de Inteligencia Policial, Dirección de Carabineros y la Dirección Nacional de Escuelas, además de cargos operativos en el Departamento de Policía Meta, Tolima y Boyacá.

El oficial  destacó la necesidad de enfocar el trabajo en la prevención de los delitos, para lo que será necesaria la articulación estratégica entre los más de  391 frentes de seguridad, 70 redes de apoyo y 11 grupos de Policía cívica, lo que responde a lo señalado en el primer consejo de seguridad entre la acaldesa de Bogotá, Claudia López, y el gobernador de Cundinamarca, Nicolás García, quienes se comprometieron a unir fuerzas entre la Policía Metropolitana de Bogotá y la de Cundinamarca, para enfrentar los crímenes en la región.