A raíz de las fuertes lluvias que han azotado al municipio en las últimas horas, el Alcalde Ernesto Martínez y el Gobernador Andrés González tomaron cartas en el asunto con el fin de mitigar los efectos de la tragedia para dar una pronta y oportuna solución a cada una de las familias que resultaron damnificadas.


2--4.jpgEn una visita al sector de Llanogrande, ubicado en la comuna seis, los mandatarios realizaron un recorrido por cada una de las viviendas de este barrio, que al colindar con las riveras del Río Soacha resultó ser uno de los más afectados por el desbordamiento de este cause. Martínez y González conocieron de cerca el drama de cada una de las personas que habitan la zona, al tiempo que escucharon las peticiones que estas hicieron para tratar de hacer frente a los estragos causados por el invierno.

“El agua llegó casi al metro y medio de altura provocando que los electrodomésticos, la sala, el comedor, los colchones, las camas, la ropa y todo se dañara por culpa de la lluvia. Nos han dado unos colchones como ayuda provisional y se ha dicho que debemos esperar hasta que se sepa el total de las pérdidas para acceder a las ayudas definitivas. El Alcalde nos visitó a eso de las 2 am y anunció que iba a realizar un censo entre todos los afectados para establecer los daños y las ayudas que requiere cada hogar”, explicó Raúl Darío Mancipe, residente de Llanogrande.

Y es que el panorama que se observaba en este lugar asemejaba perfectamente una trocha o un pantano en el cual sólo se podía transitar a través de vehículos, a lo cual se suma la precaria situación en la que viven las personas en el lugar.

Las medidas:

En el salón comunal de Llanogrande se efectuó una reunión entre las dos autoridades, sus colaboradores y los vecinos del barrio, en la cual se realizó el diagnóstico de todos los daños causados y se estableció la ruta a seguir para hacer frente a la emergencia.

“Lo que viene ahora es la canalización de ayudas de toda naturaleza provenientes de la gobernación, la ciudadanía, las entidades nacionales y distritales, además de agilizar con la limpieza de las vías y las viviendas, y la provisión que se requiere en materia de ropa, alimentación, colchonetas, cobijas y electrodomésticos básicos. El CLOPAD (Comité Local para la Prevención y Atención de Desastres), está en plena operación para establecer la magnitud de los daños y el paso a seguir. Contamos con el apoyo de la fuerza pública en las labores que requiere la comunidad en este momento de crisis y la presencia del señor Gobernador de Cundinamarca que fortalece mucho más esta tarea. Hacemos todo lo posible para poder solucionar esta situación, esperamos la consolidación del inventario que se está realizando en cada una de las viviendas afectadas, así mismo vamos a realizar un censo que nos permita establecer cuantas personas en total resultaron afectadas para hacer una clasificación por edades, circunstancias y todo lo pertinente para poder ofrecer ayudas mucho más eficientes que es lo que los damnificados nos reclaman”, dijo el Alcalde Ernesto Martínez.

Por otro lado el Gobernador de Cundinamarca Andrés González Díaz agregó: “estamos solicitando ayudas humanitarias urgentes para toda la gente como son mercados, cobijas y colchonetas. Vamos a iniciar una campaña inmediata de vacunación coordinada entre el Hospital Mario Gaitán, la oficina de atención y prevención de desastres de la Gobernación y la Secretaría de Salud de Soacha para aplicar influenza y tétanos a los damnificados. En cada sector hay soluciones estructurales mucho más profundas. También debemos reubicar muchas familias que están en zonas de alto riesgo, para esto se tienen dos planes de vivienda con el Alcalde que se ubican en El papiro y Quintas de Santa Ana respectivamente”.

Luego del recorrido por Llanogrande y el Cardal (bario cercano que también se vio seriamente afectado), se hizo la declaratoria de alerta naranja resumida en los siguientes puntos:

• El censo adelantado registró un total de 283 familias afectadas que representan 1415 personas.

• Se constituyó un Puesto de Mando Unificado en la Alcaldía desde donde se coordinará la atención de la emergencia. Este está integrado por el Gobernador de Cundinamarca, el Alcalde municipal, representantes del Sistema Nacional de Prevención y Atención de Desastres, así como de la Unidad Especial de Prevención y Atención de Desastres de Cundinamarca y miembros de la Defensa Civil, la Cruz Roja, el Ejército, la Policía de Cundinamarca y Bogotá, la Red Juntos y Acción Social.

• Se definió la entrega de 300 mercados, 1.415 colchonetas y 283 kits de aseo. Igualmente se entregarán 35 kits de herramientas para que se adelanten las obras de limpieza y evacuación de escombros. Así mismo, la Empresa de Aguas de Cundinamarca dispuso de dos carro-tanques para el suministro de agua potable a los hogares y la Policía trasladó uno para entregar agua para las labores de limpieza de las viviendas afectadas. Adicionalmente se realizarán jornadas de fumigación de vectores.

• Entraron en funcionamiento dos centros de acopio de ayudas humanitarias, uno en el Coliseo General Santander ubicado y otro más en Bogotá en las antiguas bodegas de Edicundi (Carrera 58 No. 12-83, Puente Aranda) donde se recibirán donaciones de ropa, alimentos no perecederos, agua, frazadas, cobijas, colchonetas y mercados.

Por último, las personas que deseen hacer cualquier tipo de ayuda o donación se pueden comunicar al número 7305500 de la Alcaldía Municipal o a la Unidad Especial de Atención y Prevención de Desastres de Cundinamarca 420 59 11. Igualmente se encuentran habilitadas tres cuentas para consignaciones de dinero en efectivo a través de laAsociación Cundinamarca Solidaria: Banco de Bogotá, cuenta de ahorros No. 00711905-0; Davivienda, cuenta de ahorros No. 4500164142 y Banco BBVA, cuenta corriente No. 310007794.