El caso sucedió en la noche del martes cuando un juez decidió dejar libre a un delincuente, pero a su salida lo estaba esperando otro criminal, quien le disparó y lo asesinó.

El general Eliécer Camacho, comandante de la Policía de Bogotá, reprocho la decisión y dijo que si el juez hubiera actuado como debe ser, no ocurre el asesinato.

A la víctima lo capturaron y lo presentaron ante un juez porque tenía un arma de fogueo modificada con acero en la punta, situación que para la policía merecía ir a la cárcel porque esa es un arma que mata.  No obstante, un juez determinó que no era causa suficiente para retenerlo, por lo que fue liberado.

Pero al salir lo estaba esperando otro delincuente. El hombre esperó que saliera de la URI, se le acercó y sin mediar palabra le disparó y lo asesinó en plena calle.

Para el comandante de policía de Bogotá, el crimen se hubiera podido evitar si el juez lo judicializa, incluso el oficial dijo que muchas capturas se están convirtiendo en un desgaste grande para los uniformados porque los jueces dejan libres a los delincuentes.

Foto: captura de video