La noche del viernes 28 de febrero dos hombres de acento venezolano se subieron a una buseta y minutos después abordaron a una mujer que regresaba de su trabajo.  Con puñaleta en mano la obligaron a entregarles el celular.

El caso se presentó en el sector de Maíz Amarillo en donde una mujer que se movilizaba en una buseta de Transporte Fusacatán fue amedrentada por un par de hombres de acento venezolano, quienes  le quitaron el teléfono móvil.

Una vez lo ladrones abandonaron el vehículo, el conductor emprendió la búsqueda de los responsables del hecho.

Minutos después se sumó a la persecución la Policía en respuesta al llamado de la víctima y testigos del hecho, pero no lograron dar con los delincuentes, quienes aún siguen siendo  buscados por toda la zona.

Pasajeros de la buseta indicaron en redes que varios de ellos habían sido robados, aunque la Policía aseguró que solo fue una persona.

 “Mucho cuidado, acaban de atracar una buseta de Fusacatán en la Gran Colombia; (…) En la jugada, en la jugada porque se nos está contaminando bastante feo el pueblo”, indica una de las personas que lanzó la advertencia por redes.

Apoyo: noticiasdíaadíafoto: no corresponde al hecho