Reinel salió con un pedido, pero cuando regresaba dos delincuentes lo atracaron y le robaron la bicicleta de los mandados. Ocurrió cuando apenas entraba la noche.

La delincuencia no tiene límites en Soacha y los ladrones se roban lo que sea. Casi a diario se presentan hurtos a bicicletas para luego venderlas, pero que se roben las ciclas con canasta adelante y atrás, adaptadas para llevar mercancía de cualquier índole, no es usual. Sin embargo le ocurrió a un joven de 24 años que trabaja en un supermercado de la comuna uno de Soacha.

“Todavía no eran las 7:00 p.m. cuando tuve que llevar un mercado a domicilio, como de costumbre. Salí normal, entregué el pedido y al regreso, en una calle un poco sola, se me atravesaron dos muchachos y hasta me hicieron caer. Uno venía en bicicleta y el otro a pie, este último me apuntó con un arma y me dijo que me quedara sano, si no quería que me matara”, relató el joven.

Lo que asegura la víctima es que el hecho se presentó cerca del sector Cristales y que los delincuentes se llevaron la bicicleta de los mandados. “Yo pensé que me iban a robar la plata del pedido y el celular, pero no; venían era por la bicicleta, el tipo se montó y los dos salieron a toda velocidad”, añadió.

Dice Reinel que quizá ya lo habían visto salir solo a hacer mandados y que la cicla sí era muy llamativa porque estaba en excelente estado. “Una bicicleta muy buena, de color negro, se le habían puesto dos parrillas para subir las cajas y las bolsas, no sé, yo creo que ya me tenían fichado”, relató.

 Lo cierto es que este es otro caso de inseguridad en las calles de Soacha en donde los delincuentes se salen con las suyas, por eso la comunidad espera que ahora con la Policía Metropolitana, los patrullajes se incrementen para contrarrestar tanto caso de inseguridad que se presenta a diario en el municipio.

Foto: referencia