Denuncian gritos y escándalo en iglesia de Soacha

Los habitantes del barrio Junín de la comuna 5 de Soacha están desesperados por los constantes gritos y ruidos de terror que irrumpen su tranquilidad. Dicen que el origen de los mismos procede de una vivienda donde al parecer funciona una iglesia cristiana.


casa-san-mateo-soacha
casa-san-mateo-soacha

Dicen los habitantes del barrio Junín del sector de San Mateo que la casa ubicada en la carrera 8 Este No. 30 – 24 es un hogar donde aparentemente funciona una iglesia cristiana, pero aseguran que es una fachada para realizar otra clase de actos que irrumpen la tranquilidad de los residentes.

Asegura la comunidad que en la supuesta iglesia cristiana se realizan encuentros para rehabilitar jóvenes habitantes de calle, que luego salen a golpearse con las paredes, gritan sin control, además de cuidar perros que en el momento de los gritos se alteran y ladran de una forma desesperada; estos incidentes se presentan a toda hora, pero especialmente desde las 7 de la noche hasta las 3 de la madrugada. “No hay paz, tengo miedo, siento que me voy a enloquecer, me provoca salir corriendo de mi casa”, dijo una habitante del sector.

“Pedimos al secretario de gobierno que realice un comparendo ambiental porque estamos cansados de escuchar esos ruidos, mi señora madre estuvo hospitalizada porque le dio un ataque de nervios, mis vecinos han tenido que irse de la cuadra, por eso pido que se multe a la propietaria del inmueble y a los arrendatarios, y se vigile si la casa cumple con los estudios de suelo y los papeles respectivos para funcionar como iglesia”, dijo Hernán Niño, edil y habitante del sector.

Líderes y habitantes de la zona han acudido a la Alcaldía de Soacha y la Gobernación de Cundinamarca para que controlen lo que se hace dentro de la iglesia, incluso solicitaron la intervención del lugar para que la situación mejore.

“Nos tienen cansados en la cuadra, la policía ha ido varias veces pero no han sido atendidos por los arrendatarios de la casa, dicen que ellos no tienen ley; la situación se ha salido de control porque no dejan dormir, muchas veces fomentan el desorden hasta las 3 de la madrugada, por eso acudimos a la misma justicia para no recurrir con la comunidad a quitarles el portón y saber qué es lo que pasa en esa iglesia clandestina”, explico un habitante del sector.

Ya las autoridades de salud detectaron un grado de contaminación auditiva demasiado elevado y la gobernación dijo que en los últimos días enviará al lugar personal autorizado para evaluar el caso.

Por su parte, el secretario de gobierno de Soacha, William Mayorga, aseguró que no tenía conocimiento del caso pero dijo que de inmediato procederá a organizar la visita de control respectiva con la Dirección de Gestión Bioambiental para determinar si el ruido está afectando a los vecinos del sector.

El compromiso es hacer la visita y empezar a tomar las medidas correctivas, incluso los establecidas en el Código de Policía”, finalizó.

cargando...