Organizaciones ambientales y sociales del municipio de Soacha dicen que hay irregularidades por inhabilidad, conflicto de intereses y tráfico de influencias en el nombramiento de la directora de Gestión Bioambiental y Asistencia Técnica  Agropecuaria,  de la Secretaría de Planeación de Soacha.

Las organizaciones Corporación Ambiental Caminando el Territorio, Veeduría Humedal El Vínculo, Herencia Ambiental, Corpoterra, Mesa Ambiental de Soacha y Observatorio regional de Bosa, entre otras,  interpusieron un derecho de petición con el fin de poner en conocimiento las presuntas  irregularidades en el nombramiento de la directora Argenis Bello y de la contratista de la Secretaría de Planeación, Jennifer Parra.

Dicen las organizaciones denunciantes que “este nombramiento se encuentra cuestionado por la ciudadanía ya que la señora Bello tiene parentesco con las dos últimas personas que fueron designadas en el mismo cargo y en la misma dirección. En primer lugar la señora Gladys Esperanza Montoya Bello es prima-hermana, ella se desempeñó como directora de Gestión Bioambiental entre los años 2013 y 2019; en segundo lugar, el señor Jhon Pedro Cometa Hortua fue esposo de la señora Argenis Bello, y se desempeñó como director de gestión Bioambiental en el periodo de 2010 a 2012”.

Así mismo,  argumentan que “la señora Argenis Bello incurriría en un conflicto de intereses debido a que en la actualidad  la familia de la señora Bello en los primeros, segundos y terceros grados de consanguinidad, poseen títulos mineros en la jurisdicción del municipio”.

A continuación la denuncia interpuesta por medio electrónico de parte de la señora Alcira Pineda Ramírez, el 18 de mayo de 2020, ante la Personería Municipal, despacho del alcalde y Control Interno Disciplinario:

“Derecho de petición, queja disciplinaria por tráfico de influencias en contra Argenis Bello  y Jennifer Parra

Atento saludo señores:

A través de la presente comunicación quiere poner en conocimiento las irregularidades desplegadas por la señora Argenis Bello, Directora Bioambiental, y Jennifer Parra, contratista de la Secretaría de Planeación, en torno al direccionamiento de los contratos a cargo de la misma Secretaría de Planeación y el tráfico de influencias, aprovechando el ejercicio del cargo o rol que tiene en la administración municipal.

Es reprochable que estas dos personas se aprovechen del campesinado exigiendo la firma de planillas y solicitudes para contratar al familiar de la Directora Bioambiental, Julio César Cantor Bello, bajo el pretexto de que no hay ningún otro médico veterinario en el municipio. Exigencia que se hace en reunión con la asociación que paradójicamente es dueña la anterior directora Bioambiental, Esperanza Montolla Bello.

Es sorprendente el desespero de estas personas por seguir manejando los recursos y personal del agro a su antojo, tal y como ocurrió con las anteriores administraciones que ejercieron dicha cartera (Esperanza Montoya Bello, prima hermano de la actual directora) y (Jhon Pedro Cometa, esposo de la actual directora Bioambiental), en la cual derrocharon los recursos y beneficiaron a ciertos familiares, al perjuicio de la generalidad de los campesinos que si necesitamos de las ayudas de la alcaldía municipal.

No suficiente con lo anterior, ahora a toda costa pretenden, exigiéndole a la gente campesina firmas y solicitudes, la contratación del familiar de la Directora, lo cual vulnera a todas costas los principios de moralidad y transparencia en la gestión administrativa.

Por lo anterior, de antemano pongo en su conocimiento estas irregularidades y como veedora ciudadana estaré atenta revisando con lupa la ejecución de los recursos destinados para el agro.

Solicito se inicie la actuación disciplinaria pertinente y se me tenga como tercera en la actuación.

Cordialmente,

Alcira Pineda Ramírez”

Clic aquí para ver copia del radicado 70149