Una tractomula que transportaba el químico se volcó sobre la vía Villeta-Guaduas.


La Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca está realizando pruebas al agua de la quebrada San Juan, de Villeta, para verificar si resultó contaminada con crudo, tras la emergencia que se presentó el miércoles, por el volcamiento de una tractomula que transportaba este químico sobre la vía Villeta-Guaduas, a la altura de la vereda Balú.

En el hecho falleció el conductor, quién habría perdido el control del tractocamión. La emergencia fue atendida por los bomberos de los dos municipios, la Policía Nacional y la empresa SOS Contingencia.

Para evitar posibles afectaciones a los habitantes de la vereda Palmarcito, cuyo acueducto se surte de la quebrada San Juan, la CAR de Cundinamarca cerró temporalmente las mangueras que suministran el agua a la población.

Fuente: Eltiempo.com