Se encontraron elementos explosivos en el lugar, dos uniformados resultaron heridos.


Un fuerte estallido alertó a los trabajadores de Mondoñedo, en Cundinamarca; las razones, seis explosivos fueron abandonados muy cerca de las torres de energía de ISA y al momento de su detonación derribaron una de ellas. De inmediato, personal antiexplosivos llegó hasta allí y desactivó las que no fueron detonadas. Una de ellos explotó causándole heridas menores a los uniformados.

«La torre es la que suministra energía a Bogotá, tenía seis cargas de explosivos que fueron desactivadas, aunque una de ellas causó heridas leves a dos intendentes», aseguró el coronel José Miguel Correa, comandante de la Policía de Cundinamarca.

Hasta el momento los municipios aledaños no están sin luz, ya que una torre adicional suplió las necesidades de la población funcionando de forma alterna.

«Estamos en etapa de investigación, no hay ningún indicador que venga de un grupo al margen de la ley, creemos que viene de delincuencia común», finalizó el coronel Correa.

Fuente: Lafm.com.co