Es el segundo ataque a piedra que los delincuentes cometen en sólo dos días por robar a sus víctimas. El sábado golpearon a un ciudadano y lo mataron, y el domingo hicieron lo mismo con otro peatón.

La noche del domingo, don Sinforoso caminaba por una calle de Bosa Laureles y estaba a menos de 200 metros de su casa cuando recibió un golpe con una piedra por parte de un delincuente.

El hombre de aproximadamente 63 años se fue al piso y quedó desmayado, mientras el delincuente tranquilamente lo esculcó para robarle sus pertenencias.

Puede recordar: Ahora los delincuentes matan antes de robar a sus víctimas en Bogotá

La persona atacada brutalmente regresaba a su casa después de jugar billar con sus amigos, pero jamás pensó que fuera golpeado en su cabeza con una piedra para robarlo y que fruto del ataque perdiera el conocimiento.

Luego y con tranquilidad, el delincuente salió, mientras don Sinforoso quedó desmayado en el piso. Segundos después, el hombre comienza a moverse y a recuperar la conciencia e intenta pedir auxilio. Descaradamente aparece un nuevo ladrón con dos cómplices y lo esculcan de nuevo.

Finalmente se conoció que la víctima fue trasladado a un centro asistencial y a esta hora, por fortuna, está en su casa con la familia.