El ACNUR (Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados) escogió al municipio de Soacha para celebrar el Día Mundial del Refugiado.


El escenario fue el estadio municipal Luís Carlos Galán Sarmiento donde se realizó un acto protocolario con la presencia de la representante del ACNUR en Colombia, Terry Morel, el alcalde de Soacha José Ernesto Martínez, el director del I.M.R.D.S. Albeiro Cifuentes, la secretaria para el desarrollo social Grecia Nathaly Pérez, una delegada de la embajada de Canadá en Colombia y alrededor de 700 niños de los Círculos de Aprendizaje. Posteriormente los menores compartieron diferentes juegos como aros, saltarines, atletismo, balón mano y el Golombiao o juego por la paz.jovenes--2.jpg

El alcalde Ernesto Martínez compartió con los menores, sacando a relucir sus cualidades de deportista, al tiempo que expresó su satisfacción con el ACNUR por haber escogido al municipio como escenario para la celebración del Día Mundial del Refugiado. “Es hacer posible que niños y niñas de la población refugiada tengan un espacio de recreación, diversión y esparcimiento en un ambiente entusiasta que nos hace sentir parte de esta comunidad y que seguramente en el mundo despierta un gran interés por su significado mismo. Es bueno que el planeta sepa de la hospitalidad que Soacha le brinda a la población vulnerable, a los desplazados, pero esto tenemos que traducirlo en esfuerzos que se vean reflejados en el seno de las comunidades marginadas, en sus barrios, en donde ellos sientan que son tan iguales a los otros ciudadanos de Colombia, y que Soacha se destaque por se un municipio con corazón, con mente abierta para recibir a cualquier persona que venga de otro lugar del país o del mundo”.

Terry Morel, representante del ACNUR en Colombia, resaltó la importancia de esta fecha y dijo que “es la celebración de nuestro mandato, que no es otra cosa que la protección internacional que tenemos que brindar a toda la gente refugiada que está obligada a salir de sus países por situaciones de violencia o persecuciones y que los estados no están en condiciones de darles protección. Decidimos que Soacha fuera el lugar para compartir esta celebración con gente que, aunque no han salido de su país, sí han tenido que abandonar sus casas, sus hogares, su familia, sus tierras y venir corriendo a buscar refugio, y gracias a este municipio, aquí encontraron acogida, aunque muchos en condiciones muy difíciles”.

Por su parte la secretaria para el desarrollo social del municipio de Soacha, Grecia Nathaly Pérez, destacó la actividad como un día diferente, lleno de alegría, diversión y juegos para los cerca de 700 niños del Círculo de Aprendizaje. “Los niños fueron los principales actores en este importante día, y aunque Soacha no cuenta con refugiados, recordemos que somos uno de los municipios con mayor número de desplazados en el país”. La funcionaria destacó la presencia de cuatro jugadores del club Independiente Santafé, quienes compartieron con los menores que asistieron al estadio municipal.

El tema que este año manejó el ACNUR en el Día Mundial del Refugiado fue la “Casa”, con el cual se quiso reconocer el sufrimiento de más de 40 millones de personas forzadas a abandonar su hogar en todo el mundo, entre los cuales 10 millones se encuentran bajo la competencia del ACNUR.

El ACNUR ayuda a estas personas a encontrar una nueva casa, donde puedan empezar de nuevo a construir su futuro. El reasentamiento a terceros países, la repatriación voluntaria al país de origen en condiciones de seguridad y dignidad, así como la integración local en la comunidad de acogida, son las soluciones duraderas a través de las cuales los refugiados pueden volver a empezar con sus vidas.
Por eso, el lema del Día Mundial del Refugiado para este año fue: “Me quitaron mi casa, pero no me pueden quitar mi futuro”.