Con el ánimo de impulsar el desarrollo y la competitividad de 43 municipios de Cundinamarca, la ministra de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Luz Helena Sarmiento, firmó y presentó ante el Gobernador de Cundinamarca, Álvaro Cruz y representantes de los alcaldes de 43 municipios, la resolución No. 138 de 2014, que define los nuevos linderos de la reserva forestal de la cuenca alta del río Bogotá.


Luego de un trabajo conjunto del gobernador de Cundinamarca, Álvaro Cruz, y los alcaldes de Cogua, Subachoque y Pasca, quienes representaron a los alcaldes de los municipios involucrados, se logró que después de 40 años 43 municipios con porcentajes de sus localidades en la reserva forestal el gobierno nacional realindara la reserva forestal de la cuenca alta del río Bogotá que originalmente contemplaba más de 245 mil hectáreas de los 43 municipios y que hoy, con la expedición de la nueva resolución, se establece en 135 mil hectáreas.

“Es muy positivo para el departamento; presentamos esta iniciativa ante el Ministerio de Ambiente y fue bien recibida, hoy podemos decir que presentamos un resultado muy positivo para los 43 municipios que tenían limitadas sus actividades productivas y de desarrollo; fue un trabajo importante en diversos escenarios y municipios”, manifestó el gobernador de Cundinamarca, Álvaro Cruz Vargas.

La decisión de redefinir los límites de la reserva forestal, se dio luego de un estudio adelantado por el Instituto Von Humboldt, el cual contó con expertos en este tema, quienes consideraron la viabilidad de la realinderación de esta reserva para que gran parte del territorio de los municipios no quedara incluido.

El Gobernador agregó que con esta nueva resolución, el beneficio directo es para los campesinos quienes no podían sembrar ni siquiera sus cultivos del sustento diario o de “pancoger”. El mandatario departamental, destacó que se logró a través del diálogo con el Gobierno Nacional y solicitó que se socialice este resultado positivo en todos los municipios.

Por su parte, la Ministra de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Luz Helena Sarmiento, reconoció el liderazgo del Gobernador de Cundinamarca y de los alcaldes, por la manera concisa y respetuosa como adelantaron este proceso y por que actuaron como región. “Había que tomar una decisión sobre la realinderación de la reserva para determinar si se liberaban algunas zonas bajo criterios técnicos y ambientales; en las zonas que aún son reserva forestal, es importante adelantar únicamente actividades orientadas a la protección y preservación de este recurso; y en aquellas zonas que se liberaron, solicito a los alcaldes que se comprometan con el país y le den un buen uso”, manifestó la ministra de Ambiente.

Ahora, la tarea para los alcaldes municipales, es ser responsables con el uso que se le dará al territorio que quedó por fuera de la reserva, actividades que deben incluir en sus Planes de Ordenamiento Territorial (POT), y por supuesto, tener muy claras las actividades que se podrán adelantar en aquellos terrenos que aún hacen parte de la reserva forestal, con el fin de garantizar la preservación del medio ambiente y los recursos hídricos, por medio de un manejo sostenible de estas zonas y estar muy atentos al momento de otorgar autorizaciones para obras dentro de la reserva.