El nuevo Hospital de Zipaquirá atenderá a personas de 45 municipios con servicios de 3 y 4 nivel. Es el segundo más grande de Cundinamarca, será operado por La Samaritana y ofrecerá altos estándares de calidad, diseño, servicios y especificaciones técnicas y biomédicas.

«Estoy muy contento, se trata de una infraestructura que le cambiará la vida y los procesos de atención a la comunidad y dignificaremos la vida de los ciudadanos; entre todos debemos cuidar este proyecto tan esperado por todos», expresó el alcalde de Zipaquirá Luis Alfonso Rodríguez Valbuena.

En este nuevo hospital de alta complejidad, que será operado por el hospital Universitario de La Samaritana, se invirtieron recursos totales por más de $70.000 millones, con el compromiso de la nación, el departamento y el municipio. Su infraestructura cuenta con siete pisos, hospitalización, obstetricia, pediatría y unidades de cuidado intensivo e intermedio para adultos y neonatal, cinco quirófanos, 11 habitaciones bipersonales por piso y 14 unipersonales, 22 camas de pediatría, 14 de obstetricia y 108 para adultos, entre otros.