El campeón Bolivariano de los tres mil metros con obstáculos, Rafael Armando Baracaldo, recibió en Zipaquirá el testimonio con el fuego deportivo de los XIX Juegos Nacionales, que de esta manera hizo su estación por Cundinamarca este miércoles.


El Fuego Deportivo fue acompañado por centenares de deportistas de Zipaquirá y Cundinamarca, quienes lo llevaron mediante relevos por el centro histórico de la capital salinera hasta el salón oval, en el Parque de la Sal.

El encargado de encender el pebetero en suelo cundinamarqués fue el campeón nacional de los 800 y 1500 metros planos, Fredy Ernesto Espinosa Cáceres.

El Fuego Deportivo lo acompañaron en su paso por el municipio salinero, los once atletas zipaquireños que representarán a Cundinamarca en diferentes disciplinas en las justas nacionales, tanto en las competencias convencionales como en las pruebas para personas en conorlandición de discapacidad.

Cundinamarca espera ocupar un lugar entre los cinco primeros departamentos en los juegos Nacionales y conservar el tercer lugar en los paranacionales, señaló el subdirector de Indeportes Cundinamarca, Mauricio Romero.

La llama será recibida por el gobernador Álvaro Cruz este jueves y posteriormente entregada a las autoridades del departamento de San Andrés, donde continúa su gira nacional para dar inicio a los XIX Juegos Deportivos Nacionales el próximo tres de noviembre en Cúcuta, Montería y Popayán.

La gira es acompañada por las mascotas Toche, Romo y Puracé.