El mundo frutal y la tecnología innovan a Colombia con el agraz en polvo

El agraz en polvo funciona como conservante natural, esto permitirá dejar de usar aditivos artificiales o sintéticos.

Es preciso destacar que en Colombia el agraz no tiene un mercado gigantesco, como sí lo tienen en otros países de Europa, pero se está innovando y por ahora se produce en zonas claves de Cundinamarca, Boyacá, Santander y en el Oriente Antioqueño.

Este fruto, también conocido como arándano o mortiño, se podría utilizar como conservante en la elaboración de bebidas lácteas o productos cárnicos, más aun cuando está en polvo.

Para obtener el aditivo fue necesario usar brotes de plátano, ricos en nanocelulosa, material que sirve como soporte para los extractos del agraz en polvo.

El profesor Benjamín Rojano, director del grupo de investigación Química de los Productos Naturales y los Alimentos, de la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), afirma que la técnica de nanotecnología empleada para el agraz en polvo permite ampliar la vida útil del producto elaborado, con la ventaja que se evitaría el uso de aditivos artificiales o sintético.

Para fructificar las propiedades del fruto, Andrés Felipe Álzate, estudiante de la Maestría en Ciencia y Tecnología de Alimentos de la UNAL, elaboró y conservó el producto en polvo y, para ello, consolidó químicamente las partículas a la nanocelulosa de plátano.

“Es una forma física de mantenerlas quietas, lo que hace que aumenten el tiempo de vida útil. Estos resultados dan buenas pistas sobre su eficiencia para mantener en buen estado las proteínas cárnicas, por ejemplo”, expresaron los expertos en el proyecto.

También se afirmó que el beneficio de las propiedades del agraz en polvo ayudará de mejor forma a prevenir el desarrollo de enfermedades cardiovasculares, diabetes, artritis y parkinson, al entregarle a la industria alimentaria un aditivo con propiedades antioxidantes y colorantes que podrían servir para extender la vida útil de productos procesados y aumentar su valor nutricional.

El beneficio del producto es entregarle a la industria alimentaria un aditivo con propiedades antioxidantes y colorantes que podría servir para extender la vida útil de productos procesados y aumentar su valor nutricional.

Por: Laura Katherine Lancheros
Foto: Universidad Nacional de Colombia

cargando...