Después de un año de construcción se dio la apertura del importante Museo Arqueológico Nueva Esperanza ubicado en el departamento de Cundinamarca.

Cundinamarca tendrá un nuevo espacio para la exhibición de su patrimonio arqueológico. Se trata del Museo Arqueológico Nueva Esperanza (MANE), un proyecto cuya construcción emprendieron hace un año la Transmisora Colombiana de Energía (TCE) y la Universidad Minuto de Dios para resguardar los hallazgos que la empresa ha realizado durante sus trabajos en el departamento: dieciséis toneladas de restos, piezas prehispánicas y otro material arqueológico.

El Museo Arqueológico Nueva Esperanza estará ubicado al interior del Agroparque Sabio Mutis, entidad museal de la Corporación Universitaria Minuto de Dios, entre los municipios de La Mesa y Tena en Cundinamarca. Allí se exhibirá una colección única, conformada por objetos en arcilla cocida (cerámica), restos óseos humanos y animales; además, de artefactos en piedra, hueso y metal transformados en diversos elementos que se usaban cotidianamente en tiempos prehispánicos que se remontan al período Herrera (400 a.C.) hasta el muisca tardío (1.600 d.C.).  

Le puede interesar: El Museo Arqueológico y las Bibliotecas Públicas de Soacha abren sus puertas

Uno de los corredores viales que registra mayores hallazgos es el Perimetral de Oriente de Cundinamarca, con aproximadamente 1.025.003 piezas, donde, para las autoridades, “ha sido evidente el buen estado de conservación de los elementos recuperados en zonas que fueron habitadas por diferentes grupos humanos en distintas épocas”. En este proyecto se localiza uno de los sitios más importantes para el país por su excepcionalidad y antigüedad, en lo que hoy es la ruta entre los municipios de Sesquilé y Cáqueza.

Además de resguardar las piezas encontradas, el museo busca sumarse a las actividades de investigación de material arqueológico de la Uniminuto. Según el equipo detrás de la operación de este recién inaugurado espacio cultural, el MANE también se entroncará con el proyecto arqueológico “Compartimos una misma historia”, una iniciativa que busca que los ciudadanos se involucren para promover, proteger y divulgar el origen de la riqueza cultural y arqueológica de Colombia.

El padre Diego Jaramillo presidente de la Corporación Minuto de Dios resaltó la importancia de la puesta en marcha de este museo para los habitantes de la región y también para los colombianos que quieran ir a visitarlo, “Este Museo trata de indagar a través del tiempo lo que fue la historia del hombre que vivió estas regiones. Hemos encontrado con la ayuda de científicos y con el apoyo económico, hemos encontrado la manera de exponer en un Museo a la gente qué y cómo vivieron nuestros antepasados y qué podemos nosotros hoy 24 siglos más tarde reconocer al Creador”.

El avance de algunos proyectos 4G, según datos de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), ha llevado a un auge de nuevos espacios de divulgación del patrimonio cultural hallado en las obras. Son 2.487.469 hallazgos localizados en aproximadamente 420 sitios arqueológicos, donde se han recuperado vasijas, hachas, fragmentos cerámicos, piezas completas, líticos, orfebrería, elementos óseos humanos y de fauna, entre otros.

Entre tanto, el padre Harold Castilla Devoz rector general de UNIMINUTO dio a conocer que son varios los proyectos con los que ya cuenta la institución educativa y que con la puesta en marcha del Museo Arqueológico se sigue ampliando el conocimiento para la comunidad académica, “Hoy UNIMINUTO, en el contexto de esta gran apuesta de conocimiento se configura en un subsistema de cultura que es una apuesta de los rectores de Bogotá Región, donde cabe, no solamente, este Museo sino también el de Pasca, las colecciones en Bogotá, nuestro Museo de Tradiciones en Bogotá. Estamos embalando para tener este subsistema de cultura para que termine siendo un campo de conocimiento con una facultad que recoja programas, experiencias, impacto social, investigación y toda la capacidad que tiene UNIMINUTO”.

El MANE es el resultado de la alianza entre TCE y UNIMINUTO, al respecto Vinicius Andrade, director de TCE indica: “Conocer nuestra historia es relevante para proyectarnos al futuro: esta es una labor que requiere de experticia y de un trabajo conjunto TCE y UNIMINUTO estamos contribuyendo a ese objetivo”. 

Foto: Uniminuto