Esta obra será clave en el funcionamiento de la PTAR Canoas y en la descontaminación del 100% de las aguas residuales de Soacha y el 70% de Bogotá.

Una vez esté construida, en 2022, esta gigantesca infraestructura permitirá poner en funcionamiento los interceptores Fucha -Tunjuelo y Tunjuelo – Canoas, evitando el vertimiento sobre el río Bogotá.

Desde el sitio donde se llevará a cabo la obra, la gerente general de la EAAB, Cristina Arango, reiteró el compromiso del actual gobierno de la ciudad con el proyecto ambiental más grande que se haya ejecutado en el país.

La actual administración de Bogotá desarrollará dos importantes hitos dentro de la apuesta de recuperar el río: la construcción de la Estación Elevadora de Aguas residuales Canoas y la adjudicación e inicio de obras de la Planta de Tratamiento de Canoas. Dichos proyectos permitirán concluir el plan de saneamiento en la cuenca media de este cuerpo de agua.

La Estación Elevadora de Aguas Residuales Canoas recogerá los diferentes vertimientos que llegan a lo largo del río Bogotá en un gran interceptor que los conducirá después a la PTAR Canoas. Allí serán tratados, permitiendo recuperar los niveles de oxígeno en el agua y retener los residuos sólidos que se arrojan al sistema de alcantarillado.

Esta obra se considera un proyecto multipropósito. Además de elevar las aguas que son transportadas a profundidad por los interceptores Fucha – Tunjuelo y Tunjuelo – Canoas, para ser tratadas en la futura PTAR, la estación permitirá generar el 8% de la energía que hoy necesita el país.

El beneficio se verá reflejado no solo en la calidad del agua del río, sino también en la calidad de vida de 7 millones 300  mil habitantes del centro y sur de la ciudad y del municipio de Soacha. En la ejecución de la obra se generarán más de 4 mil empleos permitiendo la reactivación de la economía del país y de la población vecina al proyecto.

En esta megaobra se invierten más de 373 mil millones de pesos con aportes de la EAAB, EMGESA, la CAR, la Nación (a través del Ministerio de Vivienda) y del Fondo Nacional de Regalías.

La Gerente de la EAAB también dio a conocer el avance del proyecto de la Planta de Tratamiento de Canoas que tratará el 70% de las aguas residuales producidas en Bogotá, así como la totalidad de las aguas residuales producidas en Soacha. El 30% restante de las aguas residuales de la ciudad de Bogotá ya son tratadas por la PTAR Salitre.

Con la PTAR Canoas se tratarán 16 m3/s  de agua, lo que la convierte en la planta de tratamiento de aguas residuales más grande de Colombia. Se estima que beneficiará a 7’330,000 habitantes ubicados en la zona centro y sur de la ciudad de Bogotá y en el casco urbano del municipio de Soacha al evitar el vertimiento de 600 toneladas/día de materia orgánica y de residuos sólidos del río.

Una cosa es la estación elevadora y otra la PTAR como tal. Según el cronograma de la EAAB, la PTAR Canoas se adjudicará a finales de 2021, y su entrega e inicio de operación se prevén para el año 2026. La inversión en este megaproyecto se acerca a los 4,5 billones de pesos.