Cuatro delincuentes armados con cuchillos y pistolas los abordaron y les robaron todo, él estaba de paseo familiar con su pareja, hermano y padres. Todos fueron víctimas de un atraco en el parque Canoas de Soacha.

Aunque el atraco sucedió el pasado Domingo de Ramos (10 de abril), el joven quiso contar su historia para que las familias tengan precaución cuando visiten el parque arqueológico Canoas de Soacha.

“Fuimos en plan familiar con mi pareja, mi hermano menor y mis padres. Estábamos en el parque cuando llegaron cuatro jóvenes armados, yo tenía el celular en la mano y de inmediato lo tiré al piso, pero ellos se dieron cuenta; entonces me empujaron y me empezaron a apuntar con el puñal y una pistola, y me golpearon; mi mamá intervino y dijo que ya no más, que se llevaran todo, luego golpearon a mi hermano, le dieron un par de patadas y un calvazo, y a mi papá lo empujaron contra una piedra, se raspó la espalda; y a mi pareja solo la revisaron si tenía cosas en el cuerpo”, relató el joven.

Aseguró que él fue el que llevó la peor parte, los delincuentes lo golpearon con puños y patadas, incluso quedó sin aire porque recibió un golpe muy fuerte en un pulmón.

“Nos hicieron sentar a los cinco, nos esculcaron, revisaron absolutamente todo, incluso nos hicieron quitar los zapatos y los lanzaron lejos. Nos tocó dejar bicicletas, maletas, celulares, plata, todo, y luego nos mandaron a caminar y nos dijeron que cuando llegáramos a la mitad de la montaña nos devolviéramos. Al regresar vimos que nos dejaron los documentos y las ciclas más feas porque no eran de marca, aunque las pincharon con los chuchillos que tenían, incluso unas ciclas eran prestadas”, aseguró la víctima.

Los delincuentes se llevaron las dos bicicletas más costosas, los celulares, una maleta y el dinero, es decir, los dejaron sin nada.

Para salir del parque y pedir ayuda, les tocó buscar los zapatos, y al ubicarlos se fueron en busca de apoyo. “Nos encontramos a unos policías, ellos nos prestaron un celular para llamar y bloquear los teléfonos, pero nos dijeron que no podían hacer nada; seguimos caminando y en la entrada a Compartir había una patrulla, ellos sí nos prestaron apoyo, nos trajeron a la clínica a mi pareja y a mí, que era el más golpeado, aunque mis padres y mi hermano se vinieron a pie”.

El joven llegó con su pareja a la Clínica San Luis donde le prestaron atención médica, a él le hicieron los exámenes respectivos por los golpes recibidos en uno de sus pulmones.

Por fortuna los exámenes arrojaron resultados positivos, pero les quedó el sinsabor de sufrir una amarga experiencia, un atraco en el parque Canoas de Soacha que se hubiera podido evitar si las autoridades le prestaran atención a las constantes denuncias de personas que resultan robadas en este lugar arqueológico y turístico del municipio.   

“Yo he ido muchas veces al parque arqueológico Canoas de Soacha, pero justo cuando fui con mi familia nos roban. Eso da mucha rabia, pero sí pienso que debería ser regulado por la policía y la alcaldía, justamente para que no pase esto”, puntualizó.

De nuevo se llama la atención de la Alcaldía de Soacha y de la Policía, porque no es la primera vez que sucede un atraco en este parque, un sitio que se promociona y que el mismo alcalde Saldarriaga se adorna invitando a conocerlo, pero que poco y nada hace para brindar seguridad a quienes lo visitan.

Foto: xuecha.webnode.com.co