Al parecer, el joven apuñaló a un compañero de colegio en Bogotá porque el estudiante, de 11 años, lo iba a denunciar ante las directivas del plantel.

El delicado caso de violencia en colegios de Bogotá ocurrió esta semana en la institución educativa Misael Pastrana, de la localidad Rafael Uribe Uribe, al sur de la capital.

Lo que aseguran familiares de la víctima es que el hecho ocurrió porque el estudiante apuñalado se dio cuenta que el agresor tenía una navaja y dijo que lo iba a denunciar ante las directivas de la institución, pero antes de que esto ocurriera, el menor de 12 años le propinó una puñalada en el brazo izquierdo al de 11.

Al parecer y de acuerdo a testimonios de familiares del niño víctima, el estudiante agresor ya había sido denunciado por otros compañeros debido a su mal comportamiento y las amenazas con arma blanca que les había hecho, pero los directivos del colegio no tomaron correctivos necesarios y solo hicieron una anotación en el observador estudiantil.

El menor herido fue trasladado de inmediato al Hospital Santa Clara, en donde lo atendieron y le hicieron las respectivas curaciones.

La agresión con arma blanca dentro de la institución puso en evidencia que en los planteles del distrito no hay control y que se requieren medidas para evitar que estos casos de violencia en colegios de Bogotá sigan sucediendo.

Foto: apoyo