Su familia dice que ni la alcaldía ni la policía han apoyado la búsqueda luego de la desaparición de Richard Bustos en Soacha. Este viernes se hará un rastreo entre Hogares Soacha y Ciudad Verde.

Periodismo Público registró la desaparición del joven Richard Arturo Bustos Morales el pasado domingo, cuando su familia aseguró que salió de su vivienda en Hogares Soacha rumbo a Ciudad Verde, sitio donde laboraba.

Pero pasan los días y Richard no aparece, y la angustia se apodera de familiares y amigos porque ven que las autoridades no están comprometidas con su búsqueda, por eso su familia publicó el siguiente comunicado:  

“El día 24 de abril, el joven Richard Arturo Bustos Morales salió de su residencia en Hogares Soacha hacia Ciudad Verde, donde queda su lugar de trabajo, y nunca llegó al sitio a laborar.  El mismo día se inició la búsqueda por parte de su familia a través de redes sociales; hasta el día 25 se recibió la denuncia por parte de la Fiscalía, documento que no brinda indicaciones de ninguna índole, tan solo una indicación verbal para que se comuniquen con los contactos aportados. Sin embargo, han transcurrido cuatro días de la desaparición de nuestro familiar y en ningún momento, ni Policía ni Fiscalía ni Gaula se han comunicado para brindar acompañamiento en la búsqueda.

La vida de Richard Bustos ha dependido solo de la búsqueda de la familia y la comunidad a través de las redes sociales, y hasta el día 26 de abril se vinculó Bomberos y Ejército Nacional, quienes hicieron un barrido por el sector aledaño a su lugar de trabajo.

La familia ha tenido que enfrentar la indolencia de los administradores de los conjuntos residenciales de los alrededores, pues estos no han permitido observar con rapidez los videos de las cámaras que hubiesen podido ayudar a dar con el paradero de Richard; tras las súplicas y la insistencia de la familia se logró obtener algunos videos en los que se evidencia que Richard fue atacado por delincuentes en el puente denominado el Hechizo, labor que debería estar siendo apoyada por las autoridades a través de una orden, sin embargo esto  no ha sucedido.

Los días siguen pasando y solo hay cuatro personas buscando a Richard en una selva de cemento en la cual pueden ocurrir miles de cosas en un segundo; esta denuncia la hacemos pública porque sabemos que como nosotros hay muchas familias pasando por esta situación, familias que se encuentran solas, así como lo estamos nosotros, solos recorriendo a pie metros que se convierten en nada en un lugar tan gigante.

Lo anterior sucede porque esta y demás peticiones de ayuda a las autoridades las hace una familia que no tiene dinero, ni familia influyente ni amigos con poder gubernamental en Soacha, lo hace una familia que lucha cada día por sacar sus hijos adelante, tratando que alcance lo que se ganan para vivir dignamente, por eso deben tomar este tipo de vías porque no alcanza para el transporte diario.

Es muy difícil entender por qué existe tanta publicidad que invita a la comunidad a creer en sus entidades, y a la hora de requerir el servicio al cual están llamados a brindar, solo se reciben protocolos y evasivas, como si uno de los fines del Estado no fuese preservar la vida, vida que se encuentra en peligro, y quienes tienen las herramientas para brindar un apoyo, se niegan.

El día de hoy nos comunicamos con la Fiscalía para tratar de obtener información, al menos de un cuadrante que nos apoye en la búsqueda, y la repuesta es que ‘son 5 días para asignar el caso’, es decir, la vida no vale nada para las entidades, el tiempo no es valioso cuando ellos tienen a sus familiares en casa.

La familia continúa la búsqueda incesante, suplicando a la comunidad solidaridad para poder encontrarlo, que aunque muchos no sepan ni quién es, pueden grabar su rostro en sus mentes y si en sus caminos logran verlo, puedan brindar información. Realmente la situación se convierte en un reloj de arena en el que cada grano cuesta, si para la Fiscalía, Policía y Gaula no importa ni la vida ni el cumplimiento de sus funciones, a nosotros como comunidad nos queda ver en cada persona desaparecida, nuestro hermano, hermana, hijo, primo, sobrino, conocido, y tratar de apoyar la labor de búsqueda.

Finalmente denunciamos públicamente la inobservancia de las autoridades, la violación al derecho de la vida y al derecho de la seguridad e integridad personal. Seguimos pidiendo a la comunidad nos ayude con cualquier tipo de información”.

Sus familiares y compañeros agradecen cualquier información del joven desaparecido, a los teléfonos 304 6799028 – 321 3888098.

Justamente, este viernes 29 de abril, ciudadanos solidarios convocaron a un barrido de búsqueda en el trayecto que normalmente recorría Richard.

El encuentro es este viernes a las 3:00 pm. en el puente donde se sospecha fue víctima de delincuentes (puente el Hechizo).